Merengadas

Una foto de Zinedine Zidane junto a Florentino Pérez / EFE

Una foto de Zinedine Zidane junto a Florentino Pérez / EFE

Las discrepancias entre Zidane y Florentino sobre el centro del campo blanco

Presidente y entrenador tienen visiones distintas sobre las prioridades que necesita el equipo en la medular

Claudia Granja @c_granjafranch

30.03.2019 18:40h

2 min

Florentino Pérez prometió a Zinedine Zidane, para que cogiera las riendas del equipo a mitad de temporada, un proyecto deportivo prometedor y del que él mismo llevaría las riendas. Su llegada anticipada se debió a ese acuerdo verbal: la limpieza del vestuario a manos y consideración del técnico galo para más tarde, pedir y recomendar fichajes para ser el jefe del nuevo Real Madrid que se viene.

Con todos los jugadores de la plantilla en el punto de mira, las discrepancias entre Zidane y Florentino ya empiezan a sonar en los despachos del Santiago Bernabéu. No son de ruptura, pero si de prioridades que para el técnico francés son deportivas, y para el presidente blanco económicas.

Zidane sabe que de él dependerán las nuevas incorporaciones en Concha Espina. Ninguna, o muy pocas, serán económicas, pero la libreta de Zidane tiene vacíos más importantes que la venta de camisetas. 

La medular, el primer desencuentro

La línea de medios apunta a que será una de las que más cambios sufrirá, y entre esos cambios Zidane tiene predilección por un jugador que se ha ofrecido en más de una ocasión al Barça. Se trata de Paul Pogba, a quien tras fichar por el Manchester United, por 114 millones de euros procedente de la Juventus, se descartó por su elevado precio. 

Una cifra que no ha disminuido tres temporadas después, pero que encaja a la perfección en los planes del técnico madridista. Zidane nunca ha escondido su agrado por su compatriota, a quien considera un fichaje de garantías, con cualidades suficientes para ser titular en el Bernabéu y una potencia física envidiable.

Pogba en un calentamiento de un partido del Manchester United / EFE

Pogba en un calentamiento de un partido del Manchester United / EFE

A su favor juega la delicada situación que se vive en Old Trafford. Tras invertir más de 500 millones para el proyecto, fracasado, de Mourinho, los red devils estarán obligados a vender el próximo verano para sanear sus cuentas y poder renovar a los intocables como Juan Mata y David de Gea. 

Florentino, tira a la baja

Zidane quiere a Pogba. Ya ha explicado públicamente sus motivos: "Pogba es un jugador diferente, le conozco personalmente. Siempre quiso venir al Real Madrid, más que venir a entrenar con Zidane le gusta el Real Madrid", pero Florentino prefiere otro perfil. 

De mayor proyección y, sobre todo, más económicos. Pjanic o Eriksen son del agrado del presidente desde hace meses y además con un carácter más apaciguador que el del jugador del Manchester United. Además, sobre la mesa pesa la sombra del delantero que deberá recoger el legado de Cristiano, vacío esta temporada.

Un desembolso de más de 100 millones por un centrocampista, contando que Hazard tendrá ese precio, pondría en jaque otras operaciones estratégicas que tiene en mente el empresario español. Dos planes distintos, para un mismo club del que , si Florentino cumple su palabra, acabará decidiendo Zidane.

 

Hoy destacamos