Merengadas

Bale, Modric y Benzama celebrando un gol con el Real Madrid / EFE

Bale, Modric y Benzama celebrando un gol con el Real Madrid / EFE

¿Dónde está la casta del Real Madrid?

El equipo blanco tiene grandes dificultades para ver portería esta temporada

Oriol Quintana @urikingkat

16.04.2019 11:19h

2 min

El Real Madrid llega a finales de temporada con grandes dudas de futuro. No es ni la sombra del equipo que fue: ese conjunto habituado a remontadas y que todos temían sobre todo en los últimos minutos. Este lunes en Liga no pudieron superar al Leganés en Butarque (1-1) y se alejan de la segunda plaza.

El último partido vuelve a destapar las vergüenzas de un equipo que tendrá que hacer una renovación total de la plantilla si quieren volver a luchar por todos los títulos. Solo Benzema ha intentado mantener el nivel goleador mientras sus compañeros están más pendientes de su futuro que del Madrid actual.

El delantero francés vio portería en Butarque en un partido que casi se complica en el tramo final cuando En-Nesyri superó a Navas pero el tanto fue anulado. Con este gol el francés firma su diana número 26 en 46 partidos oficiales. Es su temporada más goleadora desde la 2011-2012 pero no es suficiente.

Nadie da un paso adelante

Lejos está el equipo de la pegada y de la remontada. Las aportaciones de Benzema son buenas pero no suficientes para aguantar a todo un Real Madrid. La salida de Cristiano Ronaldo este verano ha dejado un hueco que nadie ha llenado. El curso pasado dejó 45 tantos. Bale (11 goles), Mariano (2), Asensio (6) o Isco (6) no han ayudado a su equipo. Solo un joven Vinicius ha intentado aportar más de lo que debía con cuatro goles y ocho asistencias.

Cristiano Ronaldo celebrando su gol contra el Ajax / EFE

Cristiano Ronaldo celebrando su gol contra el Ajax / EFE

Mientras tanto, el portugués sigue a lo suyo en Italia. Esta noche reciben al Ajax de Ámsterdam (1-1) para sellar el pase a semifinales de la Champions League y ya suma 25 goles y 10 asistencias en 35 partidos oficiales. Solo una fuerte inversión en la delantera -con fichajes como Mbappé y Hazard- volvería a meter miedo a los rivales.

Adiós a las épicas remontadas

Atrás queda ese equipo que consiguió forzar la prórroga de la final de la Champions League en 2014. Sergio Ramos superaba a la defensa del Atlético de Madrid en el minuto tres del añadido y forzaba un tiempo extra donde los blancos atropellaban (4-1) a sus rivales ciudadanos. Las remontadas que tiraban de pegada se han convertido en sufrimiento.

Este curso solo han girado tres resultados adversos. La primera llegó el mes de enero contra el Betis en el Benito Villamarín (1-2). Dani Ceballos, ex bético, marcó un gol de falta en el minuto 88 que sirvió para llevarse los tres puntos. La otra remontada fue contra un Girona (4-2) lleno de suplentes en el Bernabéu en Copa del Rey. Los merengues marcaron cuatro goles para dejar en nada los tantos de Lozano y Granell.

Los jugadores del Real Madrid celebran el primer gol del partido frente al Girona / EFE

Los jugadores del Real Madrid celebran el primer gol del partido frente al Girona / EFE

La última llego hace diez días contra el Eibar (2-1), también en feudo blanco. Un doblete de Benzema, con su último gol en el minuto 81, servían para superar a unos azulgranas que se habían avanzado en el minuto 39 gracias a un gol del exculé Marc Cardona.

Por el contrario han visto como en muchas ocasiones sus rivales han llegado al pitido final en mucho mejor estado de forma. El Villarreal consiguió empatarles (2-2) y el Alavés ganó en el minuto 95 con un tanto de Manu García (1-0). En Champions, tres de los cinco goles que les marcó el Ajax fueron a partir de la hora de juego.

Cazorla celebra su tanto del empate frente al Real Madrid / EFE

Cazorla celebra su tanto del empate frente al Real Madrid / EFE

Florentino Pérez tiene mucho trabajo por delante. Fichó a Zinedine Zidane para volver a motivar a un equipo cabizbajo y sin ánimos pero no lo está consiguiendo. Estos jugadores están fundidos física y mentalmente, solo una llegada masiva de estrellas volvería a ilusionar a la afición blanca que desea con toda fuerza que se termine esta pesadilla.

 

Hoy destacamos