Merengadas

Danny Makkelie arbitrando al Real Madrid-Chelsea / EFE

Danny Makkelie arbitrando al Real Madrid-Chelsea / EFE

Los dos escándalos arbitrales que favorecieron al Real Madrid contra el Chelsea

El conjunto de Zinedine Zidane salió vivo de la ida de semifinales de la Champions League

Redacción Culemanía @culemanias

28.04.2021 09:41h Actualizado: 28.04.2021 10:12 h.

2 min

El Real Madrid salió vivo de la visita del Chelsea a Valdebebas. Muchos daban por hecho que el conjunto blanco sería el gran favorito para pasar la eliminatoria y llevaría el peso del encuentro, pero este martes no se cumplieron estos pronósticos. Los ingleses fueron dueños del partido y lo tuvieron bajo control en todo momento.

La mala puntería de los azules --especialmente Timo Werner-- sumado a un buen Thibaut Courtois fueron decisivos para terminar el choque en empate a uno. Sabor agridulce para los de Thomas Tuchel viendo la superioridad mostrada durante los 90 minutos. Queda la vuelta en Stamford Bridge.

Más allá de la buena actuación del Chelsea, uno de los detalles destacables del encuentro fue el colegiado. El holandés Danny Makkelie, que estaba bajo lupa tras la creación de la Superliga europea, pudo haber sancionado dos acciones polémicas a favor de los londinenses y decidió no castigarlas con dureza.

Las dos acciones polémicas

La acción que desesperó a los ingleses se produjo en el minuto 57. Un centro lateral por la derecha se paseaba por la zona de Courtois. El balón terminaba en zona del carrilero zurdo Chilwell dentro del área y cuando este se disponía a controlar el balón, Dani Carvajal lo empujaba sin disimulo alguno.

El lateral derecho desequilibró lo justo al jugador del Chelsea sin ninguna intención de disputar el esférico. En cámara lenta se ve claramente como con el brazo izquierdo le lanza un empujón. Ni Makkelie ni Kevin Blom desde la sala VOR señalaron la pena máxima cuando el encuentro iba empate a uno.

Otra de las acciones que los de Thomas Tuchel reclamaron fue la expulsión a Marcelo. El lateral, en pobre estado de forma, tuvo que tirar de faltas para parar las contras de los londinenses. Vio la amarilla en el minuto 65 en una acción donde perfectamente podría haber visto la roja.

Christian Pulisic iniciaba el contraataque en campo propio, con superioridad numérica por parte de los visitantes. Cuando el estadounidense ya iba al sprint, el brasileño se lanzó al suelo con el único objetivo de parar la jugada, sin ninguna intención de robar el balón limpiamente. Solo fue amonestado.

Estas dos acciones hubieran cambiado el rumbo del partido y de la eliminatoria, pero no tuvieron su merecido castigo. El arbitraje estaba bajo lupa tras las presiones desde Madrid tras la creación de la Superliga y las amenazas de la UEFA. Quedan 90 minutos en Stamford Bridge.

 
Hoy destacamos