Merengadas

Florentino Pérez en un acto del Real Madrid / EFE

Florentino Pérez en un acto del Real Madrid / EFE

La estrategia de Florentino Pérez para cerrar un fichaje estrella en invierno

El presidente podría beneficiarse de la delicada situación de Christian Eriksen en el Tottenham para mejorar la medular blanca

Claudia Granja @c_granjafranch

11.10.2019 17:40h

2 min

Florentino Pérez podría salirse con la suya en apenas dos meses y medio. El mercado de verano y la revolución anunciada por Zinedine Zidane fue un auténtico desastre. Mismas caras, salidas que han menguado la capacidad del equipo --como Navas, Ceballos o Llorente-- y un fichaje estrella que todavía está muy lejos de su mejor versión, Eden Hazard.

El equipo es líder en Liga, con muchas dudas en su juego, y la Champions peligra con tan solo dos puntos en la fase de grupos. Los fichajes apenas están dando el rendimiento esperado y hasta la fecha Benzema tira del carro junto a los desahuciados Bale y James, ahora líderes del madridismo. A la espera del próximo verano, la ventana de invierno presenta una oportunidad única para el conjunto de Chamartín en una de las zonas con peor rendimiento de los últimos años, la medular. 

Objetivo Eriksen

Casemiro, Kroos y Modric son ídolos, pero están años luz de su mejor nivel. Ya no carburan como temporadas atrás y la irrupción de figuras como Fede Valverde pone en jaque su continuidad en el verde. Un escenario incierto para tres intocables que podría agravarse en enero. Zidane sigue empeñado en fichar a Pogba, pero la oportunidad de mercado que se viene en enero es única. 

Y es que además del interés por el francés, Christian Eriksen también estuvo en la agenda blanca en verano. Un interés que siempre se topó con la negativa del Tottenham. Levy se negó por activa y por pasiva a desprenderse de su jugador estrella y ahora podría verse obligado a dejarle salir en el mercado de invierno. 

Christian Eriksen, del Tottenham, celebra tras anotar un gol ante el Inter / EFE

Christian Eriksen, del Tottenham, celebra tras anotar un gol ante el Inter / EFE

El danés acaba contrato en junio de 2020 y pese a los repetidos intentos de renovarle, la postura del centrocampista parece inamovible: no renovará y será agente libre en menos de nueve meses. Una situación que pone en jaque las arcas del club inglés. Dejar escapar a un jugador que roza los 80 millones de euros en valor de mercado supondría un varapalo considerable. 

Presiones

Y con ese escenario, parece que la paciencia de Florentino Pérez podría salirle bien. Todo apunta a que el Real Madrid pujará por el jugador en enero para forzar una salida. Eso sí, a un precio menor del que estipula el mercado. La dirección de los spurs le ha ofrecido al danés hasta tres renovaciones con distintas ofertas, pero todas han sido declinadas. Una postura que beneficia a Florentino que podría tentar al jugador y obligar al Tottenham a vender a un precio menor. 

Unas negociaciones mucho más placenteras visto que serán a contrarreloj. O sale en enero por alrededor de 30-40 millones de euros o podría acabar en cualquier otro club seis meses después sin dejar un céntimo en las arcas del club inglés. La elección es de Levy, pero Florentino ya se frota las manos.

 

 
Hoy destacamos