Merengadas

Florentino Pérez y Antonio García Ferreras, en un montaje / CULEMANÍA

Florentino Pérez y Antonio García Ferreras, en un montaje / CULEMANÍA

Una exministra denuncia los tratos de favor de García Ferreras a Florentino Pérez

Asegura que el periodista la vetó en la Cadena SER para no dar su opinión sobre la recalificación de terrenos en la Ciudad Deportiva del Real Madrid

Redacción Culemanía @culemanias

02.03.2021 01:11h

5 min

Una nueva filtración este lunes deja en evidencia a Florentino Pérez. Matilde Fernández, exministra española de Asuntos Sociales (1988-93) y exconcejala del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid (1999-2003), ha explicado a El Confidencial que el periodista Antonio García Ferreras la vetó cuando era director de informativos en la Cadena SER Madrid para que no diera su opinión, oponiéndose a la recalificación de los terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid en 2001 y que el presidente blanco la intentó convencer con argumentos racistas y presión.

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

Florentino Pérez intentó primero que empatizara con él; típica maniobra de un empresario para acercarte a sus posiciones y acabar votando a su favor. Pero tras mis resistencias iniciales, en la segunda reunión ya vino diciendo: “He convencido a todos menos a ti”. Y en la tercera se puso agresivo: “A ti ya no te apoyan ni los tuyos”. Había pasado de la amabilidad a la agresividad”, explica Fernández.

“Era bueno para Madrid”

“Lo que era bueno para el Real Madrid era bueno para la ciudad de Madrid. Para mí era un argumento irracional e incomprensible, porque eran dos planos totalmente distintos, lo que es bueno para el Real Madrid será bueno para sus socios y forofos. Pero ¿Lo es necesariamente para toda la ciudad?”, prosigue Matilde Fernández sobre lo que le dijo el presidente blanco.

“También trató de convencerme apelando a mi perfil social o, mejor dicho, a lo que él entendía por eso. Me dijo: “A ti que te gusta tanto África, ¿Sabes lo primero que piden siempre los niños africanos? Una camiseta del Real Madrid”. Vale, bien, hay niños africanos a los que les gustan las camisetas del Madrid y del Barcelona, pero ¿qué tenía eso que ver con la recalificación?”, añade.

Florentino Pérez en un acto del Real Madrid / EFE

Florentino Pérez en un acto del Real Madrid / EFE

“El Madrid estaba en un suelo que también era público, cuyo cambio de uso afectaba a la ciudad. Si se recalificaba y vendía, las plusvalías tenían que ir a todos los madrileños, no a un club, o a unas personas vinculadas al presidente de un club”, relata la exedil sobre su respuesta a los argumentos de Florentino.

El veto de Ferreras

“El director de informativos de la SER me negó la posibilidad de explicarme. Ese señor que lleva Al rojo vivo... Que luego pasó a ser director de comunicación del Real Madrid. Cuando Juan Barranco y Alfonso Guerra pasaron por la SER, se quejaron: “Estáis poniendo a parir a Matilde y no la dejáis defenderse”. Fui vetada. Confirmadísimo por altos cargos de la SER”, narra Fernández.

Imagen de Antonio García Ferreras en el especial elecciones de EEUU /LA SEXTA

Imagen de Antonio García Ferreras en el especial elecciones de EEUU /LA SEXTA

“Es el ramalazo del poder que no se ha democratizado del todo. Florentino había sido antes político, eso le empoderó, pero de un modo incorrecto. A todo el mundo le ofrecía cosas, también a los sindicatos. Yo era de la UGT y del sindicalismo de clase, pero los sindicalistas vinculados a las cooperativas de vivienda fueron engatusados por Florentino por la vía del "te cedo esta parcela para la cooperativa, me encargo de la construcción y luego tú me apoyas en esto otro". Es una forma de funcionar predemocrática e inaceptable. Yo estaba acostumbrada a sentarme en la mesa con empresarios para buscar acuerdos. Era mi educación sindical. Pero Florentino se sentía fuerte, cubierto de poder, estaba acostumbrado a ganar esos órdagos”, asegura.

“Había alternativas”

“Si la ciudad quería ayudar a un club, había otras alternativas. ¿Ceder suelo para actividades deportivas? Eso se estudia. Pero las fórmulas alternativas no le valían a Florentino, iba a la mayor y con su verdad absoluta por delante”, afirma Fernández.

Matilde Fernández, exministra de Asuntos Sociales de un Gobierno socialista / EFE

Matilde Fernández, exministra de Asuntos Sociales de un Gobierno socialista / EFE

“Tras hablar con los expertos en urbanismo, expuse mi posición. Les dije a mis compañeros que íbamos a sufrir presiones, pero que la operación no era aceptable. Todos se mostraron de acuerdo, pero un compañero alegó: “Esto va a ser muy duro. Analicemos si compensa. No lo va a entender todo el mundo”. No es que estuviera en contra; le preocupaban las presiones y el desgaste”, explica la exdirigente socialista.

Una recalificación perseguida

Cuando Florentino Pérez asume la presidencia del Real Madrid en el 2000 quería conseguir un objetivo histórico: recalificar los terrenos de 14 hectáreas en Valdebebas para construir allí la Ciudad Deportiva del club blanco. Unos terrenos de uso compartido con el Ayuntamiento de Madrid, debido a que, a final de la década de 1950, el dictador Francisco Franco expropió para que el Madrid le diera un uso deportivo, pero sin ánimo de lucro.

La ambición de Florentino era hacer negocio con esos terrenos y con los del estadio Santiago Bernabéu. Pero, hasta la llegada de Florentino, los alcaldes madrileños se oponían a recalificar dichos terrenos. “Lo que no logró nadie en cuarenta años... lo iba a lograr Florentino Pérez en unos meses", explica en su artículo el medio de comunicación mencionado como fuente.

Florentino Pérez en la asamblea del Real Madrid / EFE

Florentino Pérez en la asamblea del Real Madrid / EFE

En el año 2000, el Real Madrid gana la Champions League y se adelantan las elecciones. Florentino arrasa con el apoyo de la empresa de construcción ASC, de la que es presidente. Sus dos promesas electorales más atractivas eran traer a Luis Figo desde el FC Barcelona y la recalificación de la Ciudad Deportiva con un beneficio extraordinario por la operación de 501 millones de euros.

Bastó solo un año

En tan solo un año, el club merengue pagó sus deudas, compró a jugadores internacionales y consiguió la recalificación de Valdebebas. Las autoridades socialistas cedieron, coaccionadas por Florentino y con la ayuda de Ferreras en la SER, según ha explicado Fernández, después de que ella misma le había dado anteriormente tres veces una negativa como respuesta al presidente blanco.

Además, el dato más destacable es que todos los fichajes de la primera etapa presidencial de Florentino, 17 jugadores en cinco años y siete meses, costaron 88 millones menos, 413 millones. Justo la cantidad que se gastó el Madrid entre 2000 y 2006 en traspasos, 219,5 de ellos en los galácticos Zinedine Zidane, Figo, Ronaldo Nazario y David Beckham.

Zidane, Figo, Ronaldo y Beckham fueron los grandes fichajes del Madrid cuando Florentino asumió la presidencia / EFE

Zidane, Figo, Ronaldo y Beckham fueron los grandes fichajes del Madrid cuando Florentino asumió la presidencia / EFE

“Les pido que confíen en mi capacidad de negociación. En mis buenas relaciones con el alcalde de Madrid y con el concejal de Urbanismo. Mi capacidad de persuasión es infinitamente mayor que la de la junta saliente. Son unos terrenos excepcionales y he hablado tanto con el alcalde como con el concejal al respecto. Son terrenos urbanizables. ¿Cómo puede pensar alguien que hago una propuesta sin haber tratado el tema antes?”, aseguró Florentino cuando asumió la presidencia del club blanco.

 
Hoy destacamos