Merengadas

Sergio Ramos celebra un gol con el Real Madrid / EFE

Sergio Ramos celebra un gol con el Real Madrid / EFE

Extorsión y vulgaridad o la última chulería de Sergio Ramos

El capitán del Real Madrid pierde los papeles tras ser preguntado por las acusaciones de dopaje

Redacción Culemanía @culemanias

25.11.2018 13:26h Actualizado: 26.11.2018 12:11 h.

2 min

La sombra del dopaje planea sobre Sergio Ramos. El capitán del Real Madrid defendió su inocencia este sábado y denunció que fue víctima de un intento de extorsión hace un mes y medio, antes del terremoto provocado por Football Leaks y los documentos en los que se le acusa de haber cometido irregularidades en dos controles antidopaje.

"Nos avisaron hace un mes y medio de que tenían esa noticia e intentaron sobornarnos, con dinero y otras cosas. Por parte nuestra y del club estamos muy tranquilos, les dijimos que podían soltar la noticia cuando quisieran. Cuando uno es poseedor de la verdad puede actuar con total normalidad y la mentira por mucho que se cuente, no deja de ser mentira", explicó el futbolista tras la derrota del Real Madrid ante el Eibar.

Acudirá a los tribunales

Sergio Ramos también afirmó que emprendería medidas legales: “Estoy tranquilo, me duele y tomaré con mi equipo legal las medidas oportunas ante esta gente que intenta manchar mi imagen y mi carrera profesional. Después de quince años, jamás me he negado a un control antidopaje, todo lo contrario. Nunca he incumplido ninguna norma y habré pasado más de 300 controles”.

En el centro de la polémica está el uso de corticoides. Sergio Ramos asegura que “es un antiinflamatorio” que utilizó cuando estuvo lesionado del hombro: "Cuando se usó se dio la información a los médicos de UEFA y quedó cerrado. Lo de Málaga se ha explicado muy bien, siempre nos duchamos en los controles, no hay nada en contra, yo no me negué y cuando me dijo que me podía duchar lo hice".

La chulería de Sergio Ramos

La salida de tono de Sergio Ramos vino cuando chuleó de que él solo daría positivo en horas de trabajo, antes de mandar un mensaje punzante a sus detractores: "Si en algo he dado positivo en mi carrera es en horas de trabajo. Llevo mucho tiempo en la cresta de la ola y disfruto con mi tabla. Al que le joda, que se meta en el agua", espetó el capitán del Real Madrid.

Sergio Ramos en rueda de prensa / EFE

Sergio Ramos en rueda de prensa / EFE

"Yo voy a seguir dando lo mejor de mí, siendo lo máximo profesional que siempre he sido, que es la manera que me han enseñado para intentar estar a la altura del escudo que llevo en el pecho", zanjó el futbolista.

Autocrítica en Ipurua

Sergio Ramos también tuvo palabras de autocrítica ante la derrota en Ipurua: "Ha habido falta de actitud de los jugadores, falta de intensidad y de ritmo. Cuando hay una diferencia de actitud tan grande con el rival es muy difícil", explicó.

"Si no igualamos al rival en ganas y en intensidad, nos convertimos en un equipo vulgar", siguió el capitán, honesto tras el bochorno protagonizado ante el Eibar.

 
Hoy destacamos