Merengadas

Zidane, junto a Ronald Koeman en el Clásico | EFE

Zidane, junto a Ronald Koeman en el Clásico | EFE

El factor clave que pone a Zidane por encima de Koeman y Setién

El técnico francés volvió a salvar su cuello gracias a su efectividad en los choques decisivos

Redacción Culemanía @culemanias

15.12.2020 19:10h

2 min

El Real Madrid de Zidane es experto en renacer de sus cenizas. Es un error dar por muerto al cuadro madridista. Porque cuando peor están, es cuando más peligrosos son. Algo que evidenciaron en un exitoso inicio de diciembre, que a priori pintaba terrorífico para el técnico francés. 

Tras caer ante el Shakhtar en Champions y contra el Alavés en Liga, los blancos estaban obligados a ganar sus siguientes choques si no querían decir adiós a sus dos grandes títulos antes de Navidad. Y como ya viene siendo usual, dieron la talla cuando debían darla y no fallaron en las citas decisivas. 

Zidane, celebrando una Champions con el Real Madrid | EFE

Zidane, celebrando una Champions con el Real Madrid | EFE

Sellaron dos victorias convincentes contra Borussia Monchengladbach, que les permitió certificar su clasificación in extremis para octavos, y además como primeros de grupo; y una victoria ante el Atlético de Madrid que les posibilitó recuperar sensaciones y soñar de nuevo con levantar el campeonato. 

Pochettino y Raul González ya calentaban ante una más que posible dimisión de Zidane. No obstante, de nuevo el entrenador galo supo sacar lo mejor de sus jugadores en el momento exacto. Un factor que está siendo clave en todos sus éxitos de los últimos años. El Madrid, cuando tiene ganar, gana. Y eso lo hace un rival temible. 

Mejor que Koeman y Setién

Precisamente, esa circunstancia es la que lo coloca un escalón por encima de los entrenadores que han pasado durante los últimos años en el Camp Nou. Quique Setién ya pecó, a finales de la temporada pasada, de no ser capaz de sacar adelante los choques determinantes. Tanto en la competición doméstica, donde dejaron escapar el título tras el confinamiento; como en Europa, al ser brutalmente destrozados por el Bayern de Munich. 

Una maldición que está acompañado de momento también a Ronald Koeman en sus primeros meses en el Camp Nou. Los culés han caído en sus tres enfrentamientos decisivos de este inicio de temporada. En Liga, no consiguieron puntuar ni ante el Atlético de Madrid ni ante el equipo de Zidane. Por su parte, en el primer partido trascendente de Champions, no tuvieron ninguna opción ante la Juventus y demostraron carencias importantes, tanto a nivel de juego como de actitud y compromiso. 

Zidane saluda a Koeman en el Clásico | EFE

Zidane saluda a Koeman en el Clásico | EFE

En las citas grandes e importantes, es evidente que el Real Madrid se crece. Y en temporadas que suelen decidirse por mínimos detalles, estos factores acaban siendo determinantes. A Zidane le vale no ser regular si luego su equipo responde cuando tiene que hacerlo. En cambio, el barcelonismo se está llevando en los últimos años decepción tras decepción cuando llega un gran partido. Una dinámica aterradora si no se consigue solventar velozmente. 

 
Hoy destacamos