Merengadas

Rodrygo Goes con Florentino Pérez el día de su presentación / EFE

Rodrygo Goes con Florentino Pérez el día de su presentación / EFE

El fichaje de Rodrygo esconde una oscura obsesión de Florentino Pérez

La llegada del extremo brasileño no es casualidad, explica una frustración del presidente blanco

Redacción Culemanía @culemanias

09.11.2019 10:23h

2 min

El madridismo tiene un nuevo líder. Este es Rodrygo Goes. El jugador ha caído de pie en el Santiago Bernabéu, la afición merengue necesita ídolos y están dispuestos a cogerse a cualquier cosa tras la salida de Cristiano Ronaldo. Llegó este verano y parece ya un intocable.

Se fichó del Santos FC por 45 millones de euros y de momento es la gran esperanza blanca. Marcó tres goles contra el Galatasaray (6-0) y ya suma cinco goles en seis partidos oficiales. Zidane no esconde su calidad y ya le pone galones de crack. No hay miedo en Madrid de quemarlo antes de tiempo. Solo tiene 18 años y ya es la gran figura.

La gran obsesión

El fichaje de Rodrygo no fue una firma más. Detrás se esconde una obsesión de Florentino Pérez que no ha terminado de superar. Se trata de ir a la caza del “nuevo Neymar”, un jugador hecho a medida por el Real Madrid que el Barça le arrebató. Nunca lo ha superado y eso se ve.

Una foto de Neymar Jr. durante un entrenamiento del PSG / PSG

Una foto de Neymar Jr. durante un entrenamiento del PSG / PSG

Ya tentaron al extremo del PSG este verano, pero ante las enormes dificultades que ponía Nasser Al-Khelaifi decidieron ir a buscar un perfil parecido: extremo, brasileño y habilidoso. En mayo de 2017 firmaron a Vinicius Junior, que fue el mejor de los blancos el curso pasado. Este año ha caído en el olvido y le ha pasado por delante Rodrygo Goes.

Son dos jóvenes muy parecidos, ambos talentos muy precoces y que necesitan oportunidades. Está claro que el magnate quiere evitar que se le vuelva a escapar el futuro crack de Brasil. Está dispuesto a todo. Se invirtieron 90 millones de euros -más bonus aparte- por los dos.

Rodrygo celebra el gol ante el Leganés / EFE

Rodrygo celebra el gol ante el Leganés / EFE

El motivo de esa inversión es el de siempre, el interés del eterno rival. Pasó con Jovic, Mendy, Asensio y también con Vinicius y Rodrygo. Los culés ya seguían a las dos promesas de cerca y, ese miedo de ver como el “nuevo Neymar” volvía a escaparse, provocó una inversión desorbitada.

Rodrygo casi azulgrana

La verdad es que Rodrygo Goes estuvo muy cerca de ser azulgrana este verano. André Cury lo tenía prácticamente hecho con el Santos pero pocos se imaginaban que seis meses después de firmar a Vinicius, se iría a buscar un perfil idéntico. Una visita relámpago de José Ángel Sánchez, mano derecha de Florentino, a Liverpool, donde estaba concentrado con la canarinha, fue clave para cerrar el acuerdo.

El jugador recibió un bonus de ocho millones por su firma y el padre del futbolista tuvo que llamar al Barça disculpándose por haber roto el pacto verbal que habían alcanzado. No se quiso entrar en una puja con los blancos por una joven promesa. Según informan desde Madrid, el joven crack también rechazó suculentas ofertas del PSG y del Liverpool.

 

Hoy destacamos