Merengadas

Florentino Pérez durante la presentación de Zidane como nuevo técnico del Real Madrid / EFE

Florentino Pérez durante la presentación de Zidane como nuevo técnico del Real Madrid / EFE

Los fichajes de Florentino Pérez que entierran al Real Madrid

Salvo Vinicius, las incorporaciones del pasado verano no han aportado nada

Pau Beya Acero

12.03.2019 14:08h

3 min

Florentino Pérez acabó con Santiago Solari y hará lo mismo con varios futbolistas tras la desastrosa temporada que está realizando el Real Madrid, culminada por la histórica humillación que sufrió el conjunto blanco contra el Ajax en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions League. Lo que se ha venido observando en el césped es trágico, cierto. Como también lo es que no se entienden las sucesivas debacles de esta campaña sin mirar lo que aconteció el pasado verano de fichajes. El presidente blanco no va a pararse a criticar sus actos, así que ya lo haremos nosotros por él. 

El primer error fue dejar salir a Cristiano Ronaldo, el principal culpable de que en las vitrinas del museo madridista no haya 9 Champions sino 13. Un fallo que se vio agravado por lo que pasó después. O mejor dicho, por lo que no sucedió: Florentino fue incapaz de fichar a un futbolista que le asegurara, como mínimo, una parte de los goles que lograba el portugués año tras año.

A cambio se realizaron cinco fichajes, y solo uno fue bueno, el de Vinicius Júnior. El brasileño tuvo sus primeras oportunidades en enero y con solo 18 años se ha echado al Real Madrid a la espalda. Le falta gol, pero es algo que puede y debe mejorar con la edad. Las otras cuatro incorporaciones hay que estudiarlas más detenidamente.

Dos porteros

Con Keylor Navas Kiko Casilla en nómina, Florentino consideró necesario que llegaran dos arqueros más: Thibaut Courtois Andriy Lunin. El belga era un objetivo del mandamás desde hace años y el pasado verano por fin logró atarlo. Costó 35 millones de euros y sentó inmediatamente a Keylor, el portero de las tres últimas Champions.

Thibaut Courtois, uno de los señalados por la afición del Real Madrid / EFE

Courtois lamenta uno de los goles del Ajax / EFE

El costarricense tiene 32 años y es totalmente lógico que se empezara a pensar en su relevo. Pero la llegada de un guardameta jamás tuvo que ser una urgencia, sino un complemento. Además, el ex del Chelsea no ha dado muestras de poder ofrecer un rendimiento mayor del que ya ofrecía el 'tico'.

El caso de Lunin es radicalmente diferente. Llegó con solo 19 años y era uno de los porteros con más potencial del fútbol europeo. Costó 8'5 millones de euros y se marchó cedido al Leganés, club en el que ni tan siquiera es titular debido a las grandes actuaciones que está cuajando Iván Cuéllar.

El suplente de Carvajal

El fichaje de Álvaro Odriozola es el único, junto con el de Vinicius, que se puede justificar. El Real Madrid necesitaba un lateral derecho suplente que diera descanso a Dani Carvajal, y el vasco era la mejor opción teniendo en cuenta que se presentaba como uno de los carrileros con mayor proyección del fútbol español. La entidad de Chamartín abonó 30 millones de euros a la Real Sociedad para hacerse con sus servicios.

Una foto de Odriozola durante el partido frente al Espanyol / EFE

Odriozola durante un encuentro con el Real Madrid / EFE

Contó con oportunidades a principio de temporada debido a las contínuas molestias físicas de Carvajal y demostró que puede ser el futuro lateral del Real Madrid. Con Solari solo tuvo minutos en la Copa del Rey y habrá que ver cuántos minutos le da Zidane hasta final de curso. Entendido como un fichaje de futuro parece una buena incorporación.

38 millones desperdiciados

El mejor goleador calidad-precio que encontró Florentino Pérez en el mercado fue un futbolista que ya había vestido la camiseta blanca, Mariano Díaz. El dominicano brilló con el Olympique de Lyon y tras la marcha de Cristiano Ronaldo se consideró que era el momento idóneo para que volviera.

Sus números son deplorables. Solo ha sido titular en dos encuentros y ha disputado la mísera cantidad de 398 minutos. Ha marcado solo dos goles (uno ante la Roma y otro contra el Rayo Vallecano) y siempre ha estado a la sombra de Benzema. Repescarlo le costó 21'5 millones de euros al Real Madrid.

Mariano, el arma secreta que Florentino Pérez dio a Lopetegui, se lamenta en el Alavés-Real Madrid / EFE

Mariano se lamenta por una ocasión fallada / EFE

El fichaje del año fue Brahim Díaz. El hispano-marroquí llegó en enero procedente del Manchester City y solo ha jugado 24 minutos repartidos en tres encuentros. Teniendo en cuenta que en verano se hubiera incorporado gratis, pues su contrato con los citizens finalizaba entonces, los 17 'kilos' que costó su incorporación son un enorme desperdicio.

El pasado verano rozó el espanto. El anterior también, con fichajes como los de Ceballos Vallejo, pero la Champions lo tapó todo. Ahora, sin el amparo de la máxima competición europea, a Florentino Pérez no le quedará más remedio que ponerse las pilas. Ya han caído dos técnicos y si las cosas no mejoran la afición madridista podría mirar más arriba a la hora de pedir dimisiones.

 

Hoy destacamos