Merengadas

Una foto de Xabi Alonso al salir de la Audiencia Provincial de Madrid / EFE

Una foto de Xabi Alonso al salir de la Audiencia Provincial de Madrid / EFE

La Fiscalía está empeñada en llevar a Xabi Alonso a la cárcel por delito fiscal

Piden que el centrocampista vasco ex del Real Madrid vuelva a comparecer ante el juez

Redacción Culemanía @culemanias

03.12.2019 12:43h

1 min

La Fiscalía de Madrid ha recurrido la absolución del futbolista Xabi Alonso acordada el pasado 26 de noviembre por la Audiencia Provincial de Madrid, que no encontró al jugador responsable de delito fiscal. El recurso presentado sostiene que “se ha hecho una valoración incorrecta de las pruebas y por ello solicita la nulidad del fallo y la repetición del juicio”.

Se pedían para el centrocampista vasco ex del real Madrid dos años y medio de cárcel por haber eludido cinco millones de euros en sus impuestos correspondientes a los ejercicios fiscales en los años 2010, 2011 y 2012.

Sorprendente petición

No es nada habitual ver como la Fiscalía pide la repetición de un juicio. El primer motivo que alegan es que varios elementos de prueba no fueron sometidos a contradicción en el juicio, mientras que continúan añadiendo que la sentencia absolutoria centra el objetivo solamente en el contrato de cesión de derechos de imagen.

Xabi Alonso entrando a juicio junto a sus abogados / EFE

Xabi Alonso entrando a juicio junto a sus abogados / EFE

También subrayan que tanto el futbolista como sus asesores se comportaron de una forma “inhabitual” y que “no fueron sometidas a contradicción ni inmediación”. Es más, la Fiscalía añade que “no alcanza a comprender” la razón por la cual los magistrados diseccionan las declaraciones prestadas en diligencias de investigación “descartando, en cambio, parte de las actuaciones practicadas en el juicio oral”.

Terminan en su recurso alegando que los hechos que se juzgan tienen la entidad “suficiente” para que el Ministerio Fiscal interés una sentencia “mayor” a la que falló hace unos días. Alonso dejó de tributar todas las cantidades derivadas de la explotación de sus derechos de imagen que ascendían a más de 5 millones de euros.

Como conclusión, hacen hincapié en que la empresa que usaron para evitar el pago de impuestos, Kardzali, estaba destinada “exclusivamente” a eludir las obligaciones tributarias del vasco y la cesión de sus derechos “solo puede calificarse de simulación absoluta”, que “únicamente se dedicaba a emitir facturas”.

 

Hoy destacamos