Merengadas

Zidane en el partido contra el Barça / EFE

Zidane en el partido contra el Barça / EFE

La flor de Zidane volvió a jugar el clásico

La fortuna sonrió al Real Madrid en el duelo contra el Barça

Redacción Culemanía @culemanias

12.04.2021 00:20h

1 min

No se puede decir que el FC Barcelona mereciera ganar al Real Madrid en el Alfredo di Stéfano, pero tampoco merecía la derrota. Blancos y azulgranas completaron uno de los mejores clásicos de los últimos años, con muchas alternativas en el juego y gran sensación de peligro por parte de ambos conjuntos.

Pudo haberse impuesto cualquiera de los dos conjuntos, pero finalmente la balanza cayó del lado de la entidad de Chamartín. Los locales tuvieron la pizca de suerte necesaria para vencer en encuentros como el del sábado. Tras varios meses algo marchitada, la flor de Zidane volvió a emerger en un momento clave de la temporada.

Carambola decisiva

No se puede tildar de afortunado el primer gol, pues se produjo gracias al error de Jordi Alba en la presión y la genialidad de Karim Benzema dentro del área. Sí tuvo más suerte el Real Madrid en el segundo gol, pues el tiro de Kroos rebotó en el cuerpo de Dest y fue dentro de la portería como podría haber ido fuera.

Benzema celebrando un gol contra el Real Madrid / EFE

Benzema celebrando un gol contra el Real Madrid / EFE

Los lanzamientos a los palos estuvieron equilibrados, dos para cada uno. Fede Valverde estrelló el esférico con 2-0 en el marcador, por lo que un tercer tanto hubiera finiquitado el encuentro. Los del Barça también llegaron en momentos clave. Messi se topó con el larguero justo antes del descanso, y solo el travesaño evitó que Ilaix Moriba empatara el choque in extremis.

Temporal

Además, el tiempo también sonrió al Real Madrid. La lluvia torrencial y el frío dificultaron el juego y la circulación del balón cuando la entidad de Chamartín ya gozaba de una ventaja de 2-0 en el marcador. Al Barça le costó generar ocasiones a través de la posesión y se produjeron pérdidas absurdas de balón que no se entienden sin la afectación de las condiciones climáticas.

Leo Messi, lamentando la derrota contra el Real Madrid | EFE

Leo Messi, lamentando la derrota contra el Real Madrid | EFE

Partidos como el clásico se deciden por detalles y es imprescindible tener algo de suerte. Y esta estuvo al lado del Real Madrid en el duelo celebrado en Valdebebas. La flor de Zidane vuelve a emerger. Y en el momento más importante de la temporada.

 
Hoy destacamos