Merengadas

Una foto de Gareth Bale durante un partido del Real Madrid / EFE

Una foto de Gareth Bale durante un partido del Real Madrid / EFE

Florentino Pérez, dispuesto a tomar medidas drásticas en el 'caso Bale'

Desde Inglaterra, donde recalaría el delantero en caso de salir de Chamartín, aseguran que el presidente medita una humillación contra el jugador

Claudia Granja @c_granjafranch

09.05.2019 17:35h

2 min

Los caminos de Gareth Bale y el Real Madrid están condenados a separarse este verano. Le pese a quien le pese. Zinedine Zidane ya ha comunicado su decisión de prescindir del delantero la próxima temporada y ahora es trabajo de Florentino Pérez y la dirección deportiva de encontrar un destino que agrade al galés y, sobre todo, de convencer a su representante para que medie por él.

No habrá tregua, ni segundas oportunidades para un jugador que nunca ha mantenido el nivel esperado y que solo ha dejado destellos en su carrera de blanco durante seis temporadas en Concha Espina. Se agotó la paciencia y si Bale mantiene su negativa a salir del Real Madrid, tampoco habrá piedad. 

Desde el club blanco ya buscan estrategias y posibles compradores del delantero de 29 años. Saben que la venta no será fácil, dada su edad, su rendimiento y la losa de las lesiones que le persigue, y en la capital ya han asumido que deberán rebajar su precio de salida considerablemente. Nada de 100 millones, si llega a 70 darán las gracias. 

Testarudo

El principal problema, más allá de encontrar un club que quiera reforzarse con el extremo, es la postura del propio jugador. Bale es el jugador mejor pagado de la plantilla, supuesto heredero del liderazgo de Cristiano Ronaldo, y en los últimos años de su carrera deportiva parece ser que la comodidad ha sustituido a la ambición y no quiere cambiar de aires. 

Salir del Madrid supondría rebajarse la ficha para recalar en un club con menores aspiraciones deportivas y salir de su zona de confort. Un reto que no excita al delantero. Su deseo es seguir y ni tan solo el descarte oficial de Zidane despierta a un jugador que mantiene su discurso

Gareth Bale lamenta una ocasión fallada con el Real Madrid / EFE

Gareth Bale lamenta una ocasión fallada con el Real Madrid / EFE

De hecho, su representante, Jonathan Barnett, volvió a hacer hincapié en el deseo del galés de seguir de blanco en una entrevista a Sky Sports este miércoles: "Él quiere quedarse. No estoy seguro de que el señor Zidane quiera que se quede, pero en este momento Gareth quiere quedarse", espetó. 

Un castigo más cercano a la humillación

Una discurso que no gusta y por el que Florentino Pérez está dispuesto a tomar medidas drásticas. Desde Inglaterra, concretamente The Sun, apuntan que el presidente blanco estaría dispuesto a mandar al galés al Castilla, el filial blanco, para forzar su salida este verano.  Una amenaza sin precedentes, pero que nadie descarta. Es tan solo una posibilidad que se baraja para forzar al futbolista a cambiar de opinión y que dé vía libre a su representante a negociar con otros clubs. 

Una foto de archivo de Gareth Bale durante un partido / EFE

Una foto de archivo de Gareth Bale durante un partido / EFE

De llevarse a cabo sería una medida jamás vista en el club blanco con una de sus estrellas y que supondría una humillación brutal para el vigente campeón de Europa. Todo suena a una amenaza más que a una realidad, ya que su participación con el Castilla precipitaría al vacío su precio, pero Florentino no está para bromas, ni medias tintas. Lo quiere fuera y hará todo lo posible para que así sea. 

Desde los despachos del Bernabéu dan su aventura de blanco por finalizada y el precio que se abonó por él casi amortizado. Solo es cuestión de tiempo que Bale cambie de opinión antes de vivir una humillación peor de la que supone salir por la puerta de atrás de Concha Espina. 

 

Hoy destacamos