Merengadas

Florentino Pérez en la gala del Balón de Oro / EFE

Florentino Pérez en la gala del Balón de Oro / EFE

Florentino Pérez fulmina a tres cracks del Real Madrid

El presidente blanco perfila la purga que se avecina en la plantilla

Yago González

10.12.2018 11:59h Actualizado: 10.12.2018 18:08 h.

2 min

Florentino Pérez continúa con la purga en el Real Madrid. El presidente asume que la actual plantilla es un fiasco. Probablemente deba tirar de ella hasta final de temporada, aunque intentará abordar algún fichaje galáctico en invierno, pero lo que está claro es que hay tres nombres que no cuentan para él. Tres cracks que han sido protagonistas en las tres Champions consecutivas del club. Y que ya no le sirven.

Los tres de Florentino son Keylor Navas, Isco Alarcón y Luka Modric. Están en la piqueta. Por razones bien distintas, el mandamás del Real Madrid los quiere fuera el próximo verano, si es que no consigue involucrar a alguno de ellos en una operación razonable antes. Estos son los tres descartes, pero hay otro futbolista en el punto de mira de Florentino.

El más humillado

El panorama de Keylor Navas es el más desolador. Mejor portero en la pasada edición de la Champions, héroe blanco en las tres “orejudas” consecutivas, querido por sus compañeros y por la afición. Pero denostado entre las altas esferas del club. El guardameta costarricense no tiene cabida en el Real Madrid. Lo tiene asumido, por eso piensa en irse. Pero Florentino ni siquiera pone facilidades a su salida. No de balde. No sin exprimirle todo el jugo.

Que sirva de ejemplo

El otro futbolista que las va a pasar canutas de aquí a final de temporada es Isco. Desde la llegada de Solari, el malagueño ha perdido todo protagonismo en el equipo. Su única titularidad fue en la vuelta de Copa ante el Melilla, en un partido del todo intrascendente en donde los cracks tuvieron fiesta.

Isco durante la celebración de su primer gol/ EFE

Isco durante la celebración de un gol / EFE

Tan bajo ha caído Isco que ya solo le quedan las migajas. Dani Ceballos y Lucas Vázquez le han pasado por delante. Su estilo de juego, además, no concuerda con el que intenta cultivar Solari. Tampoco su carácter. En Valdebebas están hartos de la displicencia del malagueño. Florentino no le seguirá cubriendo las espaldas.

A Isco solo le queda aferrarse a su cartel de estrella con la Roja. Es lo único que podría mantenerle en el Real Madrid. Pese a todo, el club escuchará ofertas por él y Florentino valoraría positivamente incluirlo en una operación galáctica.

Amortizado

En cuanto a Luka Modric, la situación es distinta, aunque se presume el mismo resultado. Es un futbolista muy querido y valorado entre la parroquia blanca, pero se da por hecho que ya ha cumplido su ciclo. El futbolista croata ya ha dado lo mejor de sí. Florentino considera que es momento de venderlo ahora que todavía tiene mercado.

Florentino Pérez y Luka Modric en la gala del Balón de Oro / EFE

Florentino Pérez y Luka Modric en la gala del Balón de Oro / EFE

En todo caso, conviene cuidar al flamante Balón de Oro. Tratarlo bien. No deja de ser un activo financiero para el club. No habrá campaña de desprestigio en su contra. Tampoco lo merece. Modric finalizará la temporada y el Madrid escuchará ofertas por él en verano. Esta vez si viene el Inter o el Juventus, Florentino no dirá que no.

Toque de atención

Navas, Isco y Modric son los tres descartes de Florentino, pero hay otro futbolista en su lista: Marco Asensio. El mallorquín está sufriendo el mismo ostracismo que Isco desde que Solari se sienta en el banquillo. Se le está castigando por su falta de actitud. Por no rehuir la responsabilidad que se le exige. Pero no deja de ser un futbolista con mucho talento y futuro. Y, sobre todo, del estilo del Real Madrid. Es lo que le diferencia de Isco. Asensio tiene cabida en el equipo. Pero merece un toque de atención. Florentino quiere hacerle ver que o espabila o seguirá los pasos del malagueño. No le temblará la mano al fulminarlo.

 
Hoy destacamos