Merengadas

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, habla con el capitán del equipo, Sergio Ramos / REALMADRID.COM

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, habla con el capitán del equipo, Sergio Ramos / REALMADRID.COM

Florentino Pérez liquida a Sergio Ramos con un galáctico

Las malas cifras defensivas del equipo evidencian la necesidad de reforzar la zaga para proteger a un equipo que tampoco tiene gol

Claudia Granja @c_granjafranch

14.01.2019 18:08h Actualizado: 07.08.2020 09:17 h.

2 min

La crisisa del Real Madrid ha contaminado todas las esferas del club, incluso al palco, donde Florentino Pérez se resguarda cada vez con menos fuerza vista su falta de planificación deportiva para priorizar la reforma del Santiago Bernabéu. Sin inversiones deportivas de renombre, el mandatario blanco se ha visto obligado a desembolsar cantidades considerables por fichajes por hacer y descubrir, el último: Brahim Díaz

Reconstruir al equipo es la prioridad número uno, así como la plantilla, vista la falta de ambición que las vacas sagradas han demostrado esta temporada. Una actitud que se ha prolongado en el tiempo, pero que han podido maquillar las Champions conquistadas los últimos tres años. Con la marcha de Cristiano Ronaldo, la línea ofensiva está en el punto de mira, sin gol, ni garra, pero donde se ha centrado el foco de debate es en la defensa. Tímida y endeble, es la peor en una década. 

Las estadísticas así lo demuestran. El Madrid no encajaba tantos goles en contra como visitante desde la temporada 2008-09. En total los blancos han recogido el esférico de su propia portería en 19 ocasiones esta temporada y tan solo el Huesca, con 23 tantos en contra como visitante, les salva de ser el equipo con peor registro defensivo a domicilio. 

Nuevas caras para la defensa

La fragilidad defensiva atañe a toda la línea, pero los capitanes se han llevado la peor parte. Ni la veteranía les ha salvado de la quema madridista. Con Marcelo cuestionado por su rendimiento defensivo, el que peor parte se ha llevado es Sergio Ramos. El capitán, de 32 años, no vive una de sus mejores temporadas como blanco y parece ser que Florentino empieza a denotar que los años pesan en unas piernas que han dado grandes alegrías al madridismo. 

Sergio Ramos recriminando una jugada al árbitro contra el Leganés / EFE

Sergio Ramos recriminando una jugada al árbitro contra el Leganés / EFE

Desde la marcha de Pepe, un carnicero para muchos, el Madrid no ha encontrado una dupla defensiva tan sólida como la que formaron el andaluz y el portugués. El problema no es Varane, siempre espléndido, si no el de Camas. Su rendimiento está muy por debajo del que se conoce y su poder en el vestuario también escuece en las oficinas del Bernabéu. La dupla Varane-Ramos gusta, pero uno está mayor y el otro tiene algunos flecos por solucionar, pese a ser campeón del mundo y poseer varias Champions en su palmarés. 

La alternativa

Con la regeneración de la plantilla en mente, Florentino habría encontrado al recambio de Ramos y futura pareja de Varane. Se trata de Marquinhos, quien ha llamado la atención de los ojeadores blancos. Con 24 años e internacional con la selección brasileña, el actual jugador del PSG sería el elegido por los dirigentes blancos.

Una foto de Marquinhos durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Marquinhos durante un partido con el PSG / EFE

El traspaso no será fácil ni tampoco económico, pero su fiabilidad en defensa lo convierte en un fichaje de garantías para el plan renove del empresario madrileño. Con Marquinhos, la defensa del Madrid, de cuajar, tendría centrales para más de un lustro. Dos jugadores, Varane de 25 y Marquinhos de 24, que podrían devolver la estabilidad defensiva que pide a gritos el equipo. Sin gol, el Madrid debe empezar a replantear sus prioridades. 

 
Hoy destacamos