Merengadas

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante la presentación de Brahim Díaz / REALMADRID.COM

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante la presentación de Brahim Díaz / REALMADRID.COM

Florentino Pérez sacrificó a Mbappé por un 'crack' del Real Madrid

El presidente blanco decidió confiar en su gran apuesta y cerró las puertas a la promesa gala

Redacción Culemanía

10.01.2019 10:34h

2 min

El Real Madrid tuvo hace dos veranos la posibilidad de llevarse a una de las grandes figuras del fútbol mundial que apunta a ser el mejor jugador de los próximos años. Kylian Mbappé estaba en órbita blanca pero Florentino Pérez prefirió apostar por un crack que ya estaba en el vestuario.

La directiva merengue tuvo miedo de desprenderse de una de sus mayores apuestas de los últimos años, Gareth Bale. Fue en verano del 2017 antes de que el extremo galo diera el salto del Mónaco al PSG.

Interés de Mourinho

Para que llegara un nuevo refuerzo el Madrid tenía que desprenderse de uno de sus grandes jugadores. Bale era el jugador que más buen cartel tenía en Inglaterra y recibió grandes ofertas ese verano para salir de la capital.

Gareth Bale en una foto de archivo / EFE

Gareth Bale en una foto de archivo / EFE

En el primer partido de la pretemporada de verano 2017 que enfrentaban a los blancos con el Manchester United, José Mourinho, técnico de los reds, le mostró su interés y las ganas que tenía de incorporarlo en su nuevo equipo. Y es que la Premier League es donde el galés mostró sus mejores años de fútbol con la camiseta del Tottenham.

“Si Bale estuviera en la puerta de salida, le esperaría al otro lado”, dijo el técnico portugués. Pero Florentino Pérez le cerró la puerta de salida a su gran apuesta. El Real Madrid venía de ganar la Champions League contra la Juventus de Turín (1-4) y no tenía intención de desprenderse del fichaje más caro de su historia, 91 millones de euros.

Oportunidad para fichar a Mbappé

A la directiva blanca se le presentaba un gran dilema. Se podía dejar salir al extremo galés por una muy buena cantidad de dinero y traer a Kylian Mbappé, un joven jugador que había sido la gran revelación del Mónaco y de la Ligue 1. Aquí, Florentino pecó de conservador.

El delantero del PSG, Kylian Mbappé, anota uno de sus goles ante el Lyon / EFE

El delantero del PSG, Kylian Mbappé, anota uno de sus goles ante el Lyon / EFE

Según el diario As, la lucha estaba entre el Real Madrid y el PSG. Los parisinos le seducían económicamente pero el jugador tenía como gran esperanza vestir de blanco. Mbappé siempre ha mostrado simpatía por el equipo y jugadores merengues como Cristiano Ronaldo. Finalmente, el galo cerró su incorporación con el gigante francés a cambio de 180 millones de euros.

El precio como excusa

La directiva filtró a los medios de comunicación que el jugador no había llegado al Santiago Bernabéu porque pedía un alto salario --unos 12 kilos-- que habría roto la escala salarial del vestuario. Según informaciones de la revelación de Football Leaks, Mbappé y Florentino llegaron a un acuerdo de traspaso. El precio era el mismo que el del PSG: 180 más 30 millones en variables. Pero la cantidad aumentó 34 kilos más debido a un impuesto entre países.

Finalmente el campeón del Mundial de Rusia decidió ir a París ya que el presidente no quiso desprenderse de una de sus tres grandes apuestas: Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo. Visto el discreto rendimiento del galés y las grandes actuaciones del extremo galo en los últimos años, una muy mala decisión de la directiva blanca.

 

Hoy destacamos