Merengadas

Gareth Bale lamenta una ocasión fallada con el Real Madrid / EFE

Gareth Bale lamenta una ocasión fallada con el Real Madrid / EFE

Gareth Bale firma su sentencia de muerte en el Real Madrid

El galés deambulaba por el césped cuando el Girona culminó la remontada

Pau Beya Acero @pbeya96

18.02.2019 18:04h Actualizado: 19.02.2019 13:34 h.

2 min

La cuenta atrás para que Gareth Bale abandone el Santiago Bernabéu continúa. El extremo, que debía convertirse en el líder del Real Madrid tras la salida de Cristiano Ronaldo a la Juventus, está completando una de las temporadas más discretas desde que viste la camiseta blanca.

Pese a contar con la confianza de Lopetegui primero y de Solari después el galés ha sido incapaz de ponerse al equipo a sus espaldas. Ha anotado 12 goles en 30 encuentros y solo tiene un tanto más de los que ha logrado Sergio Ramos, que pese a ser el lanzador de penaltis del equipo juega en la posición de central.

Una foto de archivo de Gareth Bale durante un partido / EFE

Una foto de archivo de Gareth Bale durante un partido / EFE

La situación de Gareth Bale en el Real Madrid se agravó tras la derrota ante el Girona del pasado domingo 17 de febrero. Partió desde el banquillo tras su mal partido ante el Ajax y cuando saltó al césped observó con sus propios ojos como el equipo catalán lograba culminar la remontada en el Santiago Bernabéu.

24 minutos intranscendentes

La pasividad del madridista se vislumbraba desde el momento en que salió a calentar. Cabizbajo y lento, cuando debía saltar al terreno de juego Solari tuvo que llamarle la atención varias veces para que se apresurara. Así lo recogieron las cámaras de #Vamos de Movistar Plus. Las imágenes, a continuación:

Fue en esos instantes cuando Sergio Ramos cometió el penalti que transformó Stuani para poner el 1-1 en el marcador. Lejos de intentar capitanear la reacción madridista, se mostró indolente e incluso perdió algunos balones que pusieron en aprietos al conjunto blanco. Esos errores le supusieron algunos pitos por parte de los aficionados del Santiago Bernabéu.

En el minuto 75 Cristian Portu lograba el 1-2 que a la postre se convirtió en definitivo. El galés la tuvo para igualar el resultado en el minuto 85, pero llegó muy justo a la cesión de Mariano y Bono no tuvo ningún problema en detener su tímido disparo. El duelo ante el Girona es la enésima oportunidad que pierde Gareth Bale para demostrar que puede ser importante en este nuevo Real Madrid

Abucheos a la salida

El diario As recogió las reacciones de algunos aficionados mientras el delantero abandonaba el Santiago Bernabéu. En el vídeo colgado por el rotativo madrileño se puede escuchar como le gritan "Corre, corre, que te pongan un lazo bonito" mientras el galés se marcha del feudo madridista tan rápido como puede.

El tiempo para que Gareth Bale reaccione y convenza a los madridistas de que puede ser el líder del conjunto blanco se acaba. Sus actuaciones hasta mayo serán clave para decidir su futuro. Florentino Pérez ha sido su principal valedor pero empieza a estar harto de su indolencia y su pasividad.

 
Hoy destacamos