Merengadas

Gareth Bale celebrando su gol contra el Barça la temporada pasada (2-2) / EFE

Gareth Bale celebrando su gol contra el Barça la temporada pasada (2-2) / EFE

Gareth Bale, la mayor amenaza del Barça en la Copa

​El galés es un experto en partidos clave y ya decidió la final copera en el 2014

Redacción Culemanía

04.02.2019 13:59h

2 min

​Gareth Bale volverá al Camp Nou este miércoles como uno de los tapados del Real Madrid. El galés completará un tridente liderado por un Karim Benzema más goleador y un sorprendente Vinicius Júnior . Tras unas semanas de lesión, este domingo volvió de titular contra el Deportivo Alavés (3-0).

El galés se lesionó en la pantorrilla el 3 de enero y no volvió hasta hace una semana  contra el RCD Espanyol (2-4). En este mismo encuentro se reencontró con el gol. Su temporada está siendo muy discreta -11 goles en 25 partidos- pero el extremo siempre presenta un peligro ofensivo por su gran desequilibrio y olfato de gol.

Viejo conocido del Barça

Bale es un viejo conocido por la hinchada blaugrana. Ya le aguó una final de Copa del Rey a un Barça dirigido por el Tata Martino. En Mestalla, el galés decidió el partido en los últimos minutos de la final cuando todo apuntaba que se iría a la prórroga. El extremo inició una carrera que superó con mucha facilidad a Marc Bartra y batió (2-1) a José Manuel Pinto. El Real Madrid salió campeón.

Gol de Bale en la final de la Copa del Rey

Ya en la temporada pasada, el galés volvió a marcar a los blaugranas. Bale firmó el empate a dos final con un gran disparo desde fuera el área. A pesar de ese empate, el club catalán consiguió alzar el título liguero.

Bale, hombre de finales

El galés es un hombre de finales. En casi cada cita blanca ha aparecido y ha sido decisivo. En la última final de la Champions League contra el Liverpool (3-1), decidió el partido –junto al portero Karius– con un buen gol de chilena desde fuera el área y con un disparo lejano muy potente. Dos goles clave para la tercera Orejona seguida de Zidane.

Gol de Gareth Bale contra el Liverpool (3-1) en la final de la Champions / EFE

Gol de Gareth Bale contra el Liverpool (3-1) en la final de la Champions / EFE

En la final contra el Atlético de Madrid (4-1) en 2014 culminó la faena empezada por Sergio Ramos empatando en 93. Primera temporada de doblete –junto a la Copa contra el Barça– para el galés y marcando en las dos finales. En 2016 y contra el mismo rival, no pudo mostrar su potencial por lesión pero el resultado fue el mismo. Tras el empate a uno, los merengues ganaron en los penaltis.

En la penúltima Champions madridista fue testimonial. Jugó solo ocho minutos contra la Juventus de Turín (4-1) en una final ya sentenciada. Recientemente y cuando más dudas había sobre su rendimiento, marcó un hat-trick en las semifinales del Mundial de clubes contra el Kashima Antlers (3-1). En la final no anotó pero el Real Madrid superó fácilmente (4-1) al Al-Ain.

El Barça está avisado. Aunque Gareth Bale no llega al clásico copero en su mejor momento físico ni futbolístico nunca se le puede dar por muerto. Los focos madridistas enfocan a la dupla Benzema-Vinicius pero es el galés quien mejor rinde en los momentos decisivos. Con un mejor rendimiento que Cristiano Ronaldo en finales, es el peligro escondido de los de Santiago Solari

 

Hoy destacamos