Merengadas

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol ante el Espanyol / EFE

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol ante el Espanyol / EFE

Una genialidad de Benzema da el liderato en solitario al Real Madrid

Casemiro anotó el único gol del encuentro tras un pase de genio del delantero francoargelino (0-1)

Pau Beya Acero @pbeya96

28.06.2020 23:59h Actualizado: 29.06.2020 00:45 h.

2 min

El Real Madrid, más lider. El equipo blanco no desaprovechó el tropiezo del FC Barcelona en Balaídos y con su victoria frente al Espanyol (0-1) se coloca dos puntos por encima de los azulgranas en la tabla. Los de Setién deben esperar dos empates o una derrota en seis jornadas para recuperar el liderato y poder reeditar el título de Liga.

El choque entre pericos y merengues siguió el guión previsto. El Real Madrid superó sin brillo pero de forma solvente a un equipo que parece condenado a descender a Segunda División. El Espanyol apenas puso oposición y a los de Zidane les valió con un solitario gol de Casemiro para consolidar el liderato.

Genialidad

A decir verdad, el conjunto blanquiazul empezó el encuentro con una marcha más y estuvo cerca de adelantarse en el marcador en el 3' a través de Darder. Wu Lei le cogió la espalda a Marcelo, llegó hasta línea de fondo y puso el balón en el área. El esférico se paseó por la zona de Courtois y el centrocampista perico no atinó a rematar.

Casemiro contra Marc Roca / EFE

Casemiro contra Marc Roca / EFE

Fue la ocasión más clara del Espanyol en todo el encuentro. Eso da una pista del nivel que han ofrecido los pericos frente al Real Madrid. Con todo, los blancos no terminaron de estar cómodos en la primera media hora y apenas pudieron crear ocasiones. De hecho, la primera realmente peligrosa no llegó hasta después del cooling breakBenzema disparó directo a la escuadra, pero Diego López desbarató la ocasión.

El partido no tenía mucha historia y parecía que iba a llegar al descanso con el mismo resultado del inicio. Hasta que Benzema frotó la lámpara. Estaba totalmente escorado en el área y solo tenía una opción: probar suerte. Lo hizo y el azar le sonrió. El delantero francoargelino se inventó un taconazo que pasó entre las piernas de Cabrera. El balón llegó hasta Casemiro, que definió a bocajarro y puso a los suyos por delante.

Control

Tras la reanudación, el Real Madrid se dedicó única y exclusivamente a conservar el resultado. La victoria le valía y la poca amenaza que supuso el Espanyol le permitía contemporizar sin miedo a dejarse puntos en Cornellà-El Prat. Los blancos tocaban, tocaban y tocaban, sin necesidad alguna de crear peligro.

Benzema contra el Espanyol / EFE

Benzema contra el Espanyol / EFE

El Espanyol lo intentó con disparos lejanos y esporádicos de Raúl de Tomás David López que no supusieron ningún problema para Thibaut Courtois. La reacción de los blanquiazules no llegó en ningún momento y el Real Madrid dominó a placer los últimos minutos. Sin amenazar a Diego López, pero tampoco lo necesitó.

La entidad de Chamartín se aúpa a la primera posición de la tabla en solitario y, salvo desastre, parece complicado que vaya a caer de ahí en lo que queda de temporada. El Espanyol, por su parte, cerrará la jornada como colista y está a diez puntos de la salvación cuando solo quedan 18 por disputar. El Camp Nou, dentro de tres jornadas, puede dictar sentencia.

 
Hoy destacamos