Merengadas

Asensio aparece como goleador en el triunfo del Real Madrid contra el Alcoyano / EFE

Asensio aparece como goleador en el triunfo del Real Madrid contra el Alcoyano / EFE

Un golpe de suerte evita el drama del Real Madrid en la Copa

Los merengues logran imponerse en la ronda de la Copa del Rey

Ángel Álvarez

05.01.2022 23:31h Actualizado: 05.01.2022 23:35 h.

1 min

Venganza de los merengues. El Real Madrid ha logrado superar una visita complicada (1-3) en casa del CD Alcoyano. Los merengues clasifican a la siguiente ronda de la Copa del Rey, a pesar de tener algunas dificultades en el compromiso. Su actuación no fue destacable, pero la diferencia a su favor la contundencia --y mucha suerte-- que tuvieron dentro del área. Militao y Asensio, figuras claves en el triunfo madrileño.

Sufriendo como nunca

El CD Alcoyano arrancó el compromiso con la energía y voluntad de un equipo que buscaba conseguir otro resultado histórico junto a su gente. Durante varios tramos del primer tiempo, lograron inquietar el área del conjunto de Carlo Ancelotti, que tuvo que sufrir esos constantes ataques. Uno de los grandes protagonistas del lado merengue fue Andriy Lunin, en especial por una gigantesca salvada tras un disparo lejano de un futbolista rival.

A pesar del dominio del elenco local, el Real Madrid pudo golpear primero en el marcador a través de una acción a balón parado. El autor de ese tanto inicial fue Eder Militao, que logró cabecear un tiro de esquina (’39) ante la mala salida del guardameta contrario. El dominio de las áreas fue lo más destacado del primer tiempo en el Estadio El Collao.

Alaba, disputando el balón contra un delantero del Alcoyano / EFE

Alaba, disputando el balón contra un delantero del Alcoyano / EFE

La cuota de suerte

La personalidad del elenco valenciano se vio en el segundo tiempo. Lograron presionar con muchos jugadores en campo rival y buscaron con insistencia ese gol que les diera la igualdad. Esa perseverancia se vio premiada a partir de un espectacular golazo de Daniel Vega Cintas (’66), que realizó una fantástica maniobra individual contra varios defensas del Madrid. Todo parecía indicar que el modesto conjunto de la Primera RFEF podía lograr la remontada, pero los siguientes minutos fueron favorables para el rival.

Una gigantesca cuota de suerte permitió que el Real Madrid volviera a respirar en el partido. La anotación de la ventaja fue de Marco Asensio, cuyo disparo (’76) se vio muy beneficiado por el desvío de un defensa del CD Alcoyano. Mientras que el tercer tanto fue un autogol de José Juan, el héroe de su equipo en aquella recordada eliminatoria de la Copa del Rey del año pasado.

 
Hoy destacamos