Merengadas

Solari da instrucciones a sus jugadores durante el encuentro del Wanda Metropolitano / EFE

Solari da instrucciones a sus jugadores durante el encuentro del Wanda Metropolitano / EFE

La guerra sin cuartel en el Real Madrid de Solari

Se ha encarnizado la lucha por la titularidad en la delantera blanca

Pau Beya Acero @pbeya96

14.02.2019 16:59h Actualizado: 15.02.2019 11:57 h.

3 min

Lo del Real Madrid en el último mes ha sido una cosa de locos. Pasó de ser un equipo prácticamente desahuciado a entrar en la lucha por todos los títulos: está en semifinales de Copa del Rey, puso pie y medio en los cuartos de final de la Champions League tras ganar en el Johan Cruyff Arena (1-2) y la distancia con el FC Barcelona en Liga se ha reducido hasta los seis puntos.

A este aumento de nivel del equipo han contribuido gran parte de los jugadores, lo que provoca un nuevo dolor de cabeza a Solari, especialmente en las posiciones de ataque. Si a principios de enero se las tenía que ingeniar para encontrar a tres jugadores en buena forma, ahora le sobran futbolistas en los que confiar.

El último en añadirse a la lucha por la titularidad fue Marco Asensio con sus buenos minutos ante el Ajax. El mallorquín se suma a Bale, Lucas Vázquez, Vinicius Júnior Karim Benzema. Si contamos a los olvidados Brahim Isco y al desaparecido Mariano nos salen un total de ocho futbolistas para solo tres posiciones.

Vinicius y Benzema, intocables

Realmente se podría hablar de seis hombres para una sola plaza. A día de hoy parece impensable que Santiago Solari siente a Vinicius Júnior Karim Benzema en los encuentros verdaderamente importantes. El brasileño y el galo son los grandes culpables del momento dulce que atraviesa el Real Madrid.

Karim Benzema abandona cabizbajo el terreno de juego en el último derbi para dar entrada a Vinicius / EFE

Vinicius sustituye a Benzema en un encuentro del Real Madrid esta temporada. Parece complicado que esta situación se pueda repetir ahora / EFE

Vinicius ha demostrado que la inversión que realizó Florentino Pérez estaba justificada. El extremo aporta regate, desborde y verticalidad. Es el futbolista más peligroso del conjunto blanco en los últimos encuentros y el que realmente provoca que las defensas rivales tiemblen. En el Johan Cruyff Arena, una vez más, fue el creador del gol que adelantó a los madridistas por primera vez.

Como no podía ser de otra manera, el tanto lo materializó Karim Benzema. El galo está viviendo una segunda juventud y la ausencia de Cristiano Ronaldo le permite mirar más a portería. Esta temporada ha anotado 19 goles en 38 encuentros pero su mejor nivel lo ha dado en este inicio de 2019: ha anotado siete tantos en los últimos siete partidos.

Asensio advierte a Lucas y Bale

Los 17 minutos que jugó el mallorquín ante el Ajax son los mejores desde que llegó Solari al banquillo madridista. Aunque en alguna ocasión pecó de individualista, miró siempre hacia adelante y aceleró el juego de su equipo. Encontró el premio con el tanto que anotó en el 87' que significó el 1-2 definitivo.

Una foto de Marco Asensio celebrando su gol ante el Ajax / Instagram

Una foto de Marco Asensio celebrando su gol ante el Ajax / EFE

Asensio se suma así a la batalla que protagonizaban Lucas Vázquez Gareth Bale. El gallego es uno de los futbolistas más utilizados por el técnico argentino, pero su suplencia en el encuentro de ida de octavos de final puede ser una señal. Jugó el galés, que desaprovechó la oportunidad y salió sustituido en el 60'.

Mariano, Brahim e Isco, despreciados

El dominicano, que militó en las categorías inferiores del Real Madrid, está disfrutando de su segunda etapa en el Santiago Bernabéu tras llegar el pasado verano procedente del Olympique de Lyon. Ha sido el principal damnificado del gran momento de Karim Benzema y apenas está gozando de oportunidades.

Mariano, el arma secreta que Florentino Pérez dio a Lopetegui, se lamenta en el Alavés-Real Madrid / EFE

Mariano Díaz lamenta una ocasión fallada / EFE

Lo de Isco Brahim es un caso aparte. El 22 fue la primera víctima de Solari y con él en el banquillo apenas ha tenido minutos. Solo ha sido titular en tres encuentros a lo largo de estos tres meses. Por una situación similar pasa Brahim, que llegó al club el pasado mercado de invierno y solo ha jugado 24 minutos repartidos en tres partidos. Los malagueños podrían tener sitio en el centro del campo, aunque el Real Madrid tampoco marcha corto de efectivos: Casemiro, Marcos LlorenteLuka Modric, Toni Kroos, Dani Ceballos Fede Valverde son de mayor confianza para el técnico.

Bendito problema el que tiene Solari. Con el gran momento de sus jugadores debe gestionar sus minutos y sobretodo sus egos. Parece complicado que Bale Marco Asensio acepten sin rechistar la suplencia por detrás de Lucas Vázquez Vinicius. Aunque Solari seguro que prefiere estas circunstancias a las de diciembre, cuando lo complicado era encontrar once futbolistas que pudieran dar los resultados que él esperaba.

 
Hoy destacamos