Merengadas

Hazard, cabizbajo tras su pésima actuación en el derbi / EFE

Hazard, cabizbajo tras su pésima actuación en el derbi / EFE

Hazard se desintoxica de la crisis de juego del Real Madrid

El belga fue una pieza clave en la clasificación de su selección para la Eurocopa 2020

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

15.10.2019 17:24h

2 min

Eden Hazard no está cumpliendo las expectativas en estos primeros meses en el Real Madrid. El delantero belga llegó al equipo blanco procedente del Chelsea, al que Florentino desembolsó un total de 100 millones de euros, como la nueva esperanza y el nuevo gran ídolo del Santiago Bernabéu. Pero la realidad es que, pocos meses después de su llegada, Hazard no está consiguiendo evitar la falta de juego de los blancos.

El futbolista de 28 años ha sido criticado de forma reiterada por las malas condiciones físicas en las que llegó a la pretemporada (y que todavía sigue arrastrando) y por su falta de acierto de cara a portería. De momento, en los seis partidos oficiales que ha disputado con la camiseta blanca, solo ha conseguido ver portería en la victoria ante el Granada.

Pero no se trata solo de números. El fichaje del belga tenía que servir al equipo de Zidane como un soplo de aire fresco a una plantilla con claros síntomas de falta de ideas y sin un estilo de juego reconocido. Una crisis de juego en toda regla. Y de momento lo único que está consiguiendo es intoxicarse él también por esta crisis.

Con Bélgica sí aparece el Hazard más reconocible

Estos días de parón de selecciones sirvieron como verdadero bálsamo al nuevo fichaje del Real Madrid. Hazard pudo celebrar al lado de sus compañeros la clasificación para la Eurocopa 2020, después de arrasar a la selección de San Marino por un contundente 9-0. Así, el siguiente partido de la fase de grupos, donde también vencieron por 2-0 a Kazajistán, fue un simple trámite.

Pese a no anotar en ninguno de los dos encuentros, el belga fue una pieza fundamental en ambas victorias. Se pudo ver un Hazard rápido, con atrevimiento y cómodo al lado de sus compañeros. Alejado de la crisis de juego del Real Madrid, el delantero pudo volver a demostrar por qué es uno de los jugadores con más calidad y más decisivos del mundo.

Hazard incluso dejó una enorme exquisitez en el segundo gol ante Kazajistán, donde dio a su compañero Meunier una asistencia digna de Messi para que el lateral definiese solo. Fue un pase alto, cruzado, lleno de magia y veneno que los aficionados belgas pudieron disfrutar, y que dejó a los aficionados madridistas con la gran incógnita de: ¿Cuándo lo hará en el Madrid?

 
Hoy destacamos