Merengadas

Los jugadores del Madrid calientan en el Bernabéu / EFE

Los jugadores del Madrid calientan en el Bernabéu / EFE

La humillación que certifica un Real Madrid de pandereta

El conjunto blanco aspira a romper todas las estadísticas negativas de la historia del club

Yago González

22.10.2018 18:34h Actualizado: 25.10.2018 16:21 h.

2 min

El Real Madrid está fuera de Europa. Superado por seis rivales en la clasificación de la Liga. Aquejado de la mayor sequía goleadora de la historia del club, finalmente cifrada en 465 minutos sin ver puerta, o lo que es lo mismo: siete horas y tres cuartos sin marcar. Casi nada. En estas deplorables condiciones llegarán el próximo domingo al Clásico en el Camp Nou. Fuera de Europa y en caída libre.

La victoria del Valladolid ante el Betis en el Benito Villamarín puso la guinda a una jornada nefasta para el Real Madrid. Los tres puntos permitieron a los pucelanos superar al conjunto blanco, que cierra la novena jornada en séptima posición, quedando así a las puertas de Europa. Al otro lado de la frontera. La situación todavía puede ser peor si la Real Sociedad gana este lunes al Girona por más de tres goles. De este modo los donostiarras también superarían al Madrid.

El pasado más negro de los blancos

La última vez que el Real Madrid no se clasificó para jugar alguna competición europea fue la temporada 1995-96. A la sazón eran cinco los equipos que se clasificaban para Europa y el Madrid terminó sexto. En aquella plantilla estaban Buyo, Sanchís, Hierro, Luis Enrique, Laudrup y Zamorano, además de un jovencísimo Raúl González Blanco. Por el banquillo pasaron Valdano, Del Bosque y Arsenio Iglesias. Por cierto, aquella Liga se la llevó el Atlético de Simeone, Kiko y Caminero, con Radomir Antic en el banquillo.

Es cierto que aún queda mucha competición por delante y es harto difícil que una plantilla de la calidad que atesora este Real Madrid reedite semejante despropósito. Sin embargo, las estadísticas están para romperlas, tal y como ya ha sucedido con la sequía goleadora. En todo caso es evidente que el club presidido por Florentino Pérez atraviesa una de las peores crisis que se le recuerdan. Y todo antes de afrontar el Clásico.

Crónica de una muerte anunciada

La cabeza de Julen Lopetegui pende de un hilo. Es más, en Chamartín ya dan por hecho que Florentino Pérez ha decidido cargarse al técnico. El mandamás blanco tan solo estaría esperando el momento idóneo para certificar su cese. Probablemente un estreno ante el Barça sea demasiada presión para el nuevo entrenador. De ahí que el club prefiera aguantar a Lopetegui hasta el esperado enfrentamiento con su máximo rival. Tampoco tiene mucho más que perder.

Una foto de Julen Lopetegui / EFE

Una foto de Julen Lopetegui / EFE

Es la crónica de una muerte anunciada. El Real Madrid apenas ha sumado cinco puntos de los últimos 15 disputados en la Liga. Un bagaje extremadamente pobre. Paupérrimo. Humillante. Propio del club de pandereta que en estos momentos es el Madrid. Pero impropio de la grandeza que se le presume a los blancos.

El Madrid está en caída libre. Irreconocible. En estos momentos parece del todo inofensivo para el FC Barcelona. Ese puede ser su gran peligro para el próximo domingo: que los azulgrana se confíen ante la aparente inoperancia de su rival. Sería sin duda sorprendente. Porque, desde luego, lo que no extrañaría a nadie es que el Madrid saliera vapuleado del Camp Nou. Tiene todas las papeletas para ello.

 
Hoy destacamos