Merengadas

Keylor Navas atrapa el disparo de Lamela / EFE

Keylor Navas atrapa el disparo de Lamela / EFE

Keylor Navas evita un nuevo ridículo del Real Madrid y reabre el debate en la portería

El 'tico' evitó que la derrota ante el Tottenham (0-1) fuera más abultada

Pau Beya Acero @pbeya96

30.07.2019 19:59h Actualizado: 07.10.2019 12:13 h.

2 min

No hay manera. El Real Madrid no levanta cabeza. Cuatro días después de caer de forma humillante ante su eterno rival, el Atlético de Madrid (3-7), el conjunto blanco perdió en las semifinales de la Audi Cup contra el Tottenham Hotspur (0-1). A lo largo de los 90 minutos los londinenses mostraron una mejor preparación física y un mayor rodaje debido a la proximidad con el inicio de la Premier League.

Pese a los malos resultados y a la debacle del pasado viernes, Zidane sigue fiel a sus ideas y no da paso a esa revolución prometida. En portería jugó Keylor Navas debido a la baja de Courtois, la defensa la formaron los cuatro de siempre pese al pobre nivel exhibido ante los rojiblancos, en la medular la dupla Kroos-Modric sigue siendo intocable, Lucas Vázquez sigue teniendo un sitio en la derecha y Rodrygo fue el único nuevo que se hizo un hueco en la izquierda. Delante, los indiscutibles Benzema Hazard.

Dominantes

El equipo inglés impuso su ritmo desde el primer momento. Tocó el balón con gran velocidad y el Real Madrid no pudo hacer otra cosa que no fuera refugiarse en su área. La primera ocasión llegó de los pies de Varane, que de no ser por Keylor Navas se habría introducido el balón en su propia portería. Más tarde, el 'tico' desvió dos disparos más, uno de Lamela desde dentro del área y otro de Ndombelé desde la frontal.

Harry Kane supera a Keylor Navas para anotar el tanto del Tottenham / EFE

Harry Kane supera a Keylor Navas para anotar el tanto del Tottenham / EFE

A la cuarta, el Tottenham no perdonó. Tras recibir un mal pase, Marcelo trató de evitar que el balón saliera por línea de banda. Más que rechazarlo, se lo regaló a Kane. El delantero inglés se plantó solo delante del costarricense y definió con una tranquilidad pasmosa para anotar el único gol del encuentro.

Con el paso de los minutos la entidad de Chamartín fue creciendo sobre el terreno de juego, pero en ningún momento puso en aprietos ni a Gazzaniga en la primera mitad ni a Hugo Lloris en la segunda. De hecho, el peligro seguía llegando desde LondresSon primero y Dele Alli después pudieron anotar el 0-2, pero Keylor, otra vez, evitó que los tantos subieran al marcador.

En el 76' Rodrygo envió el balón al fondo de la red tras un buen centro de Marcelo, pero el gol fue anulado por fuera de juego del ex del SantosZidane dio entrada a Kubo en el 80', y el nipón le cambió ligeramente la cara al encuentro. Mostró desborde, velocidad y atrevimiento e incluso tiró a portería, aunque Lloris atrapó el esférico sin problemas. El partido terminó de la misma forma en que comenzó: con el Tottenham creando peligro. Solo el palo evitó que el disparo del jovencísimo Parrott acabara en el fondo de la red.

Keylor, salvador

El gran protagonista del encuentro fue, sin duda alguna, Keylor Navas. El costarricense realizó seis paradas de mérito con las que evitó que el resultado fuera tan abultado como el del pasado viernes. El 'tico' aprovechó la baja de Courtois, que podría perderse el primer partido de Liga, para reabrir un debate, el de la portería, que parecía cerrado.

Courtois saluda al guardameta del Arsenal, Emiliano Martínez / EFE

Courtois saluda al guardameta del Arsenal, Emiliano Martínez / EFE

Sin que este 0-1 sea un resultado a celebrar, podría haber sido mucho peor. Navas aprovechó su oportunidad para reivindicarse y salvó hasta cinco goles prácticamente cantados. Habrá que ver si esta actuación hace dudar a Zidane y a Florentino Pérez, aunque da la sensación que está todo el pescado vendido.

El Real Madrid tendrá la quinta oportunidad de ganar un encuentro esta pretemporada este mismo miércoles, cuando se medirá al perdedor de la otra semifinal de la Audi Cup que disputan esta noche el Bayern de Múnich y el Fenerbahce.

 

Hoy destacamos