Merengadas

Una foto de archivo de Keylor Navas en el Real Madrid / EFE

Una foto de archivo de Keylor Navas en el Real Madrid / EFE

Keylor Navas planta cara a Florentino Pérez

El costarricense tomará una decisión final en verano para abandonar la disciplina blanca tres confirmarse su cartel de suplente

Claudia Granja @c_granjafranch

15.12.2018 13:57h Actualizado: 15.12.2018 13:59 h.

2 min

Keylor Navas busca una salida. Solari fue quien se atrevió a convertir en realidad las exigencias de Florentino Pérez en la portería blanca. Apostó por Courtois como relevo directo del costarricense para la Liga y la Champions, pero su error de principiante frente al CSKA de Moscú --partido en el que el Madrid no se jugaba nada pero que vio desde el banquillo-- han confirmado las sospechas del cancerbero.

Si en septiembre el tico valoraba una salida en enero, dos meses a la sombra del belga le han servido para valorar y meditar la situación con calma. A sus 32 años, que cumple este sábado, Keylor prioriza su vida personal a la profesional al menos hasta junio. En febrero nacerá su segunda hija y la capital se ha convertido en su residencia desde 2014 y las prisas nunca son buenas, y menos para un tipo sosegado como Navas.

Además, las ofertas sondeadas hasta ahora no contentan del todo al portero. Las grandes porterías europeas tienen dueño y ningún club puede igualarle los cinco millones de euros que percibe en la entidad blanca así como la titularidad de enero a junio. 

Decisión perfecta

Una decisión difícil, pero que ha tomado tras sopesar fríamente otras opciones. El Real Madrid, sin mover ficha, sale beneficiado. Dos porteros de talla mundial para disputar las tres competiciones de una temporada que no ha empezado de la mejor forma. Además, una salida forzada en enero hubiera puesto en jaque la tranquilidad del empresario español. 

Keylor Navas dando indicaciones durante un partido del Real Madrid / EFE

Keylor Navas dando indicaciones durante un partido del Real Madrid / EFE

Con Navas asumiendo su rol de suplente y relegado a la Copa del Rey, el dirigente blanco respira tranquilo, de momento. El detalle de Solari no gustó ni al guardameta, ni a sus compañeros ni a gran parte de una afición que admira al tico, del que no olvidan, es el portero de las tres Champions consecutivas y por el que jugarán en los Emiratos Árabes el Mundialito de Clubes el próximo fin de semana. 

Presencia testimonial

La veteranía es un grado y Keylor sabe que difícilmente podrá disputar cualquier otro partido de Champions a partir de febrero. En la Liga todavía mantiene la esperanza de jugar partidos de menor importancia y su apuesta definitiva es la Copa del Rey, que de ganarla, complicaría el estatus a Courtois que, hasta la fecha ha sido uno de los mejores del equipo, pero también un coladero dada la fragilidad defensiva del equipo.

El resto está en las manos de Solari. Sus declaraciones tras llegar al banquillo --"Tiene todo mi respeto y admiración como futbolista y hombre. Nos ha dado alegrías. A mí como hincha en estos últimos años. La parte más ingrata es hacer alineaciones, pero es parte de mi trabajo y es ineludible"-- han caído en saco roto visto lo visto contra los rusos. El técnico argentino tampoco quiso excusarse en su decisión al finalizar el choque europeo. 

La sorprendente reacción de Solari al ser preguntado por Keylor Navas

Así pues, Keylor plantará cara a Florentino, pero como un señor y dará margen al club para encontrar un segundo portero en verano. Como siempre, en su línea.

 
Hoy destacamos