Merengadas

Una foto de Keylor Navas durante el calentamiento del Real Madrid - Valladolid / EFE

Una foto de Keylor Navas durante el calentamiento del Real Madrid - Valladolid / EFE

Keylor Navas tendrá su despedida del Bernabéu

El portero costarricense, quien recalará en el PSG en las próximas horas, tendrá una última oportunidad inesperada en el Bernabéu

Redacción Culemanía @culemanias

01.09.2019 13:22h

2 min

Keylor Navas se despedirá como nadie quería. Ni tan solo él mismo. Pero el fútbol es pasajero, cruel e incluso cínico y en el Real Madrid los millones y las directrices que se dan desde los despachos, en ocasiones, deben cumplirse a raja tabla. El portero de las tres Champions League vivirá este domingo ante el Villarreal --21 horas Estadio de La Cerámica-- sus últimos minutos como madridista. 

Tampoco se presupone que lo haga desde el verde, pese a ser su adiós definitivo, si no que deberá hacerlo desde el banquillo observando como Thibaut Courtois se hace con la portería blanca y zanja una polémica que ha durado meses en Chamartín. Ni su renovación, ni el regreso de Zidane han podido convencer a un Keylor Navas que aceptó el escenario en contra que se le explicó en junio, pero que ha cambiado repentinamente de idea en este sprint final de mercado. 

No está dispuesto a asumir el rol de suplente, como si de una vieja gloria se tratara, y la oferta del PSG es irrechazable. Titularidad, mejores condiciones económicas y un nuevo reto deportivo. A cambio, Areloa como cedido para cubrir ese hueco que deja el tico. 

La papeleta de Zidane

Keylor no se irá como en su día soñó, hace ya un lustro, pero deja un recuerdo imborrable. Un profesional de pies a la cabeza que siempre priorizó el bien colectivo sobre el individual y que salvó al Madrid con silencio y constancia bajo palos. Tras cinco años en Concha Espina, tres de ellos como titular indiscutible, dirá adiós. 

El enfado en el club es evidente. Algunos sectores ven su marcha como una deslealtad a la institución, especialmente después de que diera su palabra a finales de temporada tras conocer su nuevo rol --por detrás de Courtois-- y que ello forzará las cesiones de Lunin  y Luca Zidane a otros equipos dado el overbooking bajo palos.

Pero para traición, entiende el tico, la que han regalado desde los despachos. Su salida deja muy tocado a Zidane y la planificación deportiva. Pierde crédito ante la afición y tiene un problema. En caso de ausentarse Courtois, las garantías que ofrecía Keylor --con dos cancerberos de talla mundial-- ya no las ofrecerá el portero francés. Es un intercambio a nivel de clubs que convence más al PSG que al Madrid, pero que la entidad blanca se ha visto obligada a asumir. 

El portero que siempre fue ninguneado y al que siempre buscaron recambio parece cobrarse su venganza personal tras años de eco en el Beranbéu con nombres como De Gea, Kepa o Donnaruma. Keylor se marcha en busca de mejor destino y mejor consideración.

La despedida

Navas no se enfundará los guantes en el Bernabéu, pero la fortuna ha querido que PSG y Real Madrid sean rivales en la fase de grupos de la Champions League. Allí, Navas regresará a la que todavía es su casa defendiendo otros colores, pero en un estadio que ha sido su cada durante cinco temporadas. 

Es uno de los jugadores más queridos por la afición y, mal que le pese a Florentino, está previsto que la afición le brinde la verdadera despedida que se merece con una ovación, pese a que salte con otro escudo en el pecho. Esa será, irremediablemente y visto el calendario, la verdadera despedida de Navas del Real Madrid.

 
Hoy destacamos