Merengadas

El abrazo de Vinicius con Kroos, autor del gol de la victoria del Real Madrid / EFE

El abrazo de Vinicius con Kroos, autor del gol de la victoria del Real Madrid / EFE

Kroos y Asensio prolongan la racha de victorias del Real Madrid

Los merengues finalizan como líderes del Grupo D de la Champions League

Ángel Álvarez

07.12.2021 22:52h Actualizado: 07.12.2021 22:58 h.

3 min

Liderato para el Real Madrid. El equipo merengue consiguió una victoria importante (1-0) contra el Inter de Milán, en lo que fue el último compromiso de ambos conjuntos en la fase de grupos de la Champions League. Los dirigidos por Ancelotti salieron airosos de un buen primer tiempo del rival, siendo los golazos de Kroos y Asensio los suficientes para llevarse los tres puntos. El triunfo en casa permite que el conjunto de la capital española pueda prolongar su racha, la cual comenzaron a partir del 30 de octubre (nuevo triunfos consecutivos desde entonces).

La pegada merengue

Los merengues recibieron al cuadro italiano con la intención de mantener el primer lugar del Grupo D. Para ello, Ancelotti decidió apostar por un once gala: la pareja de centrales reconocible de Militao-Alaba; la medular con el tridente Casemiro-Kroos-Modric y Vinicius liderando el ataque, junto a Rodrygo. La única diferencia fue la presencia de Luka Jovic, que entra en los planes del entrenador italiano tras la lesión de Benzema.

El inicio del compromiso fue favorable para el Inter de Milán. El equipo logró tener varios tramos largos de posesión, encontrando a sus carrileros con ventaja para que pudieran atacar en profundidad. Algunos centros exigieron a la línea defensiva, que debía estar atenta a esos ataques. Brozovic tuvo un par de ocasiones importantes para abrir el marcador, siendo el segundo un claro disparo que fue interceptado por Dani Carvajal.

El cabezazo de Skriniar, en una jugada ofensiva del Inter contra el Real Madrid / EFE

El cabezazo de Skriniar, en una jugada ofensiva del Inter contra el Real Madrid / EFE

A pesar de ese dominio evidente, fue el Real Madrid el encargado de llevar la ventaja a su favor. El elenco madrileño logró salir de la presión rival a partir de los gestos de Modric, lo que permitió instalar al equipo en una zona prometedora. El resto de la acción contó con una genialidad de Toni Kroos, que metió un impresionante zurdazo (’17) para batir la estirada del guardameta contrario. Nuevamente la contundencia merengue reluce en el Santiago Bernabéu.

Dicho gol no representó un cambio de dinámica en el enfrentamiento. El Inter de Inzaghi insistió en mantener su protagonismo, haciéndose fuerte por los costados y cargando con determinación el área. Dzeko y Lautaro pudieron igualar las acciones, pero sus definiciones no fueron lo suficientemente buenas para superar al arco defendido por Courtois.

Los minutos finales terminaron siendo positivos para el Madrid, que logró tener dos ocasiones de gol en los pies de Rodrygo Goes. El brasileño realizó una genial maniobra en el borde del área, aunque su disparo se estrelló en el travesaño; mientras que la segunda jugada fue en una posición mucho más cercana al portero, pero fue directo a la red exterior. Con esa acción cerró el primer tiempo.

Rodrygo Goes, protegiendo el esférico ante tres jugadores del Inter / EFE

Rodrygo Goes, protegiendo el esférico ante tres jugadores del Inter / EFE

Mucha comodidad

El guión del segundo tiempo contó con un Real Madrid firme en todo sentido. Empezó a aparecer con mayor continuidad Vinicius, llegando a coquetear en varias ocasiones de gol. El resto del conjunto consiguió establecerse en campo rival a través de un ritmo bajo en la circulación, lo que impidió que el Inter pudiera atacar como lo hizo en los primeros 45 minutos.

La situación del equipo italiano no iba a mejorar con el paso de los minutos, debido a la tarjeta roja que recibió Nicolo Barella (’64) por intentar golpear a Militao. El talentoso centrocampista había chocado con el central brasileño en una disputa con el balón, pero terminó en el suelo tras no superar a su marca, posteriormente lanzó un golpe hacia las piernas del defensa merengue. El VAR terminó notificando al árbitro y expulsó al mencionado futbolista. El panorama de los visitantes no era alentador.

El árbitro expulsa a Nicolo Barella por su incidente con Militao / EFE

El árbitro expulsa a Nicolo Barella por su incidente con Militao / EFE

Finalmente el compromiso tuvo el golazo de Marco Asensio para poner broche al liderato del Real Madrid. El disparo del atacante pegó en el travesaño, pero el rebote favoreció para que el balón entrara en la portería. De esa forma, los merengues extienden su racha de victorias, la cual permite al equipo clasificar como primero del Grupo D en la Champions League.

 
Hoy destacamos