Merengadas

Marco Asensio fue retirado en camilla en el encuentro ante el Arsenal / EFE

Marco Asensio fue retirado en camilla en el encuentro ante el Arsenal / EFE

La lesión de Asensio, el primer contratiempo grave para Zidane en el Real Madrid

El conjunto blanco superó al Arsenal en penaltis en un encuentro donde el protagonismo se lo llevó la grave lesión del mallorquín

Pau Beya Acero @pbeya96

24.07.2019 12:00h Actualizado: 09.10.2019 20:17 h.

2 min

No hay manera. Zinedine Zidane no sale de una, que se mete en otra. Tras la pésima última temporada del Real Madrid, el francoargelino afrontaba ilusionado el nuevo curso. Él ha liderado la revolución y ha puesto su sello en el renovado proyecto de la entidad de Chamartín. Se las prometía muy felices hasta que, en el segundo encuentro de la pretemporada, se produjo la lesión de Marco Asensio.

El mallorquín entró tras el descanso y estaba siendo el mejor del partido frente al Arsenal. Era protagonista y parecía dispuesto a tirar del carro por fin. Había marcado un gol y había enviado otro disparo al palo. Pero en el 64', tras menos de 20 minutos sobre el verde, se apoyó mal, tuvo que ser retirado en camilla y abandonó el estadio en ambulancia.

Las primeras exploraciones insinuaron que Asensio puede haberse roto el ligamento cruzado de la rodilla izquierda. De confirmarse dicha lesión, el futbolista estaría entre ocho y nueve meses de baja. Tras el duelo, Zizou manifestó que "estamos preocupados. Tiene mala pinta y es lo peor del día para nosotros".

Sin mejora

La lesión de Asensio se llevó el protagonismo en un encuentro donde los blancos siguieron sin dar síntomas de mejora respecto a la pasada temporada. Eso sí, a diferencia del duelo frente al Bayern de Múnich del pasado viernes, Zizou se atrevió con una alineación algo más revolucionaria: entraron Mendy Jovic, además del ya titular indiscutible Eden Hazard.

La alineación del Real Madrid en el duelo contra el Arsenal / EFE

La alineación del Real Madrid en el duelo contra el Arsenal / EFE

El experimento duró ocho minutos, hasta que el colegiado expulsó a Nacho Fernández por unas manos dentro del área. Lacazette anotó desde los once metros e inmediatamente después, con la intención de mitigar la ausencia del central, Zidane dio entrada a Varane en detrimento de Jovic, cuyo segundo encuentro en el Real Madrid duró 15 minutos.

El Arsenal aprovechó la superioridad numérica y siguió dominando en los minutos siguientes al primer gol. En el 24', Aubameyang aprovechó un pase preciso de Lacazette para situar el 0-2 en el marcador. Al final de la primera mitad, el árbitro compensó la expulsión de Nacho mandando a los vestuarios a Sokratis, aunque el resultado no se movió.

Asensio revoluciona el partido

En la segunda parte Zizou introdujo seis nuevos cambios, incluido Bale, a quien situó en la punta de ataque. Asensio, un año más tarde de lo esperado, empezó a tirar del carro y avisó al Arsenal con un trallazo que se estrelló contra el palo. Minutos después, el galés, tan discutido estos últimos meses, recortó distancias aprovechando un rechace dentro del área.

Gareth Bale en el encuentro frente al Arsenal / EFE

Gareth Bale en el encuentro frente al Arsenal / EFE

Antes de lesionarse, el mallorquín anotó el tanto del empate. Con su salida del terreno de juego, el partido jamás volvió a ser igual. El Real Madrid, afectado por la baja de uno de sus pesos pesados, bajó el pistón. Acabó ganando en los penaltis, pero eso no es suficiente para recompensar la lesión de alguien que debía ser tan importante este curso como Marco Asensio.

 

Hoy destacamos