Merengadas

Zinedine Zidane, en su primera etapa como entrenador del Real Madrid / EFE

Zinedine Zidane, en su primera etapa como entrenador del Real Madrid / EFE

La limpieza bestial de Zidane en el Real Madrid

Sin opciones de luchar por títulos, el francés deberá arreglar el equipo de cara a la próxima temporada

Pau Beya Acero

11.03.2019 17:36h

3 min

Zinedine Zidane será el encargado de tomar el relevo de Santiago Solari en el banquillo del Real Madrid. Ocho meses después, el francés volverá al club con el que logró levantar tres ediciones de la Champions League de manera consecutiva.

Y ahora su principal tarea será aquella que no quiso asumir el pasado verano, cuando se marchó tan rápido como pudo. El equipo de Chamartín está en ruinas y Zizou deberá remodelarlo de arriba a abajo. El objetivo es claro: evitar que la próxima temporada sea tan desastrosa como la actual.

Son muchos los futbolistas que no han rendido al nivel de las anteriores campañas. El galo tendrá dos opciones: recuperarlos o mostrarles la salida. En el primer grupo destacan Toni Kroos, Asensio, Ceballos Casemiro. En el segundo, Marcelo, Isco Bale, que ya hace semanas que no cuentan con minutos en el primer equipo.

Los sentenciados

Sería una sorpresa que brasileño, malagueño o galés empezaran la siguiente temporada vestidos de blanco. Sus situaciones son muy distintas pero su destino apunta a ser el mismo.

Marcelo es un mito del madridismo. Lleva más de doce años defendiendo el escudo del Real Madrid y lo ha ganado todo, de manera que es de esperar que, aunque acabe saliendo el próximo verano, lo haga por la puerta grande. De acuerdo con lo que apuntan los medios italianos, se podría reencontrar con su amigo Cristiano Ronaldo en la Juventus de Turín.

Marcelo en un entrenamiento con el Real Madrid / EFE

Marcelo en un entrenamiento con el Real Madrid / EFE

Isco está sentenciado desde el mes de noviembre, cuando se hizo oficial la llegada de Santiago Solari al banquillo blanco. Apenas ha gozado de minutos y cuando los ha tenido no los ha aprovechado. El pasado fin de semana el club blanco le abrió un expediente por no subirse al autobús antes del encuentro contra el Ajax.

Bale es uno de los futbolistas más irregulares que han pasado por el conjunto de Chamartín en la última década. Su rendimiento era impredecible: un día desaparecía del césped y al siguiente marcaba un gol que le daba la Champions a su equipo. Este año esta segunda versión no ha existido. Sus constantes lesiones y su buen cartel en la Premier provocan que Florentino Pérez quiera venderlo para fichar a una estrella de verdad.

Vallejo, que apenas ha tenido minutos, también está en la rampa de salida. Como Valverde, al que se le podría buscar una cesión en algún equipo de Primera para que siga creciendo.

El centro del campo

El éxito del Real Madrid de Zidane se cimentó en el buen rendimiento del centro del campo. Éste y sus componentes han desaparecido esta temporada, lo que ha provocado los contínuos desastres blancos.

La campaña de Casemiro ha sido nefasta. Físicamente no ha estado bien, técnicamente nunca ha sido un prodigio y tácticamente ha sido un desastre. Siempre lento para volver hacia atrás, dejaba al equipo partido en dos la mayoría de encuentros. Fue una pieza clave del éxito de Zizou, así que es probable que el nuevo técnico le dé una oportunidad.

Una foto de Messi durante el clásico liguero en el Santiago Bernabéu / EFE

Casemiro persigue a Leo Messi durante el clásico liguero / EFE

Kroos y su desidia son un capítulo aparte. El primer gol del Ajax llegó tras una pérdida suya, y ya son varios los duelos en los que sale sustituido antes del 60'. En años anteriores formó un gran dúo con Modric que llevó al equipo blanco a ser tricampeón de Europa. Ahora está en la cuerda floja.

La situación del croata es la más enigmática. Es uno de los pocos futbolistas que ha demostrado orgullo las últimas semanas y ha tirado del equipo cuando, anímicamente hablando, peor estaban sus compañeros. Es el actual Balón de Oro pero tiene 33 años, de manera que si Florentino quiere sacar 'tajada', el siguiente verano será su última oportunidad. Ceballos, que llegó hace dos veranos para ser su relevo de futuro, nunca gozó de oportunidades con Zizou y este año ha sido demasiado intermitente. Su situación también es más que delicada. 

Futbolistas beneficiados

El retorno de Zidane sentará especialmente bien a dos jugadores que este año no han tenido tantas oportunidades como cuando el galo dirigía el equipo.

El caso más destacado es el de Marco Asensio. El mallorquín era uno de los ojitos derechos de Zizou, prácticamente su jugador número 12. Con Solari no ha estado cómodo pero es probable que con la confianza que le solía brindar el galo pueda volver a despuntar y a colocarse de nuevo como uno de los futbolistas más prometedores del planeta.

Asensio celebrando un gol con la camiseta del Real Madrid / EFE

Marco Asensio celebra un tanto con el Real Madrid / EFE

También debe estar satisfecho Keylor Navas. No fueron pocas las veces que Zidane rechazó el fichaje de un arquero porque con el 'tico' le bastaba. Desde la llegada de Courtois (y de Solari) solo ha disputado los partidos de Copa del Rey, de manera que su situación solo puede mejorar.

Zizou tendrá deberes desde el primer día. Su desempeño con los futbolistas será clave para descubrir si Florentino Pérez debe acometer una revolución total o simplemente retocar algunas piezas.

 

 

Hoy destacamos