Merengadas

Lopetegui posa con Florentino Pérez en su presentación como entrenador del Real Madrid / EFE

Lopetegui posa con Florentino Pérez en su presentación como entrenador del Real Madrid / EFE

Lopetegui pide clemencia a Florentino Pérez: esta es su última voluntad

El presidente del Real Madrid marca los plazos para cortar el cuello al entrenador

Víctor Malo @VMalo8

21.10.2018 21:32h Actualizado: 21.10.2018 21:49 h.

2 min

Julen Lopetegui está muerto en el Real Madrid. La decisión sobre su despido está tomada. No hay marcha atrás salvo que ocurra un milagro.

Florentino Pérez no aguanta más. Han sido sus asesores de confianza, nuevamente reunidos este domingo por la tarde en junta extraordinaria, quienes le han tenido que calmar las últimas semanas para no tomar una decisión fulminante en caliente. Pero el presidente ya está desesperado. Solo hay que esperar al momento idóneo.

El Madrid ha llegado a pedir a Lopetegui que dimita él mismo para salir con algo más de dignidad. En el club blanco aún pesa lo que pasó en la selección española y prefieren no tener que despedirlo públicamente, aunque a efectos prácticos sea un despido en toda regla.

Lopetegui pide llegar al clásico 

Pese a las informaciones que sugieren que el técnico vasco podría caer este mismo domingo, fuentes próximas al técnico confiesan a Culemanía que los plazos son otros. Aguantará un poco.

Julen ya sabe que la decisión está tomada. Pero la cúpula blanca ha pactado aguantar una semana más siempre y cuando no haya un cataclismo contra el Viktoria Plzen el próximo martes.

Si no pasa nada raro y el Madrid vuelve a la lejana senda de la victoria, Lopetegui tendrá el camino allanado para poder disputar al menos un clásico sentado en el banquillo. La ausencia de Messi lo ha suavizado todo y Julen tendrá, en principio, la oportunidad de jugar en el Camp Nou.

La baja de Messi ayuda 

De hecho, la posibilidad de dirigir al equipo en el Barça-Madrid ha sido una de las peticiones expresas de Lopetegui. Su última voluntad.

El exseleccionador español no tiene un pelo de necio y sabe que su única esperanza de seguir en el Madrid pasa por dar un golpe de efecto en el clásico. El fútbol vive del momento, el ayer pasa en seguida y si Lopetegui logra vencer al Barça las cosas pueden cambiar.

Ese es el milagro al que se agarra el entrenador vasco, consciente de que la ausencia de Leo Messi por lesión le puede facilitar un poco las cosas. Otro aspecto favorable es que para Lopetegui es más fácil jugar contra un rival que lo hace de tú a tú que contra equipos encerrados atrás.

Grave problema en el vestuario 

Julen tiene fe en conseguir una gesta en el Camp Nou para salvar el cuello, pero Florentino no tiene ni la más mínima esperanza. Ganar al Barça le daría algo de oxígeno, pero hoy por hoy la única realidad es que está muerto.

Más allá de los malos resultados, Lopetegui tiene un grave problema con el vestuario. Muchos pesos pesados están en su contra. Especialmente Modric, Kroos, Benzema y Lucas Vázquez. Incluso su gran valedor, el capitán Sergio Ramos, se las ha tenido tiesas con compañeros de la plantilla. 

Ante esta situación, el club se ha puesto las pilas para atar un recambio de garantías. Aunque suena Solari como solución de urgencia, hay otros técnicos con más caché como Antonio Conte, Roberto Martínez, Laudrup o Míchel en la órbita blanca. Incluso gana fuerza la opción de Guti.

 
Hoy destacamos