Merengadas

Zidane en el encuentro del pasado sábado frente al Eibar / EFE

Zidane en el encuentro del pasado sábado frente al Eibar / EFE

Ni Lopetegui, ni Solari, ni Zidane: el drama del Real Madrid

Los resultados de la temporada han evidenciado que el problema no estaba en el banquillo

Pau Beya Acero @pbeya96

12.04.2019 22:28h

3 min

 

Victorias ante Celta de Vigo (2-0), Huesca (3-2), Eibar (2-1) y una dura derrota frente al Valencia (2-1). Estos son, de momento, los resultados que ha cosechado Zinedine Zidane en su vuelta al banquillo del Real Madrid. Tres ajustados triunfos contra rivales de una menor entidad y ante el único rival serio, una merecida derrota.

Los números dicen que con Zizou en el banquillo el conjunto blanco ha conseguido nueve puntos de los doce posibles. Lo que se ve en los terrenos de juego señala que la entidad de Chamartín sigue muy lejos de su mejor nivel. Una línea defensiva muy endeble, un centro del campo sin ideas y un ataque en el que solo se salva Karim Benzema.

Una foto de Zinedine Zidane en el banquillo del Santiago Bernabéu Real Madrid / EFE

Una foto de Zinedine Zidane en el banquillo del Santiago Bernabéu Real Madrid / EFE

Zidane volvió al Real Madrid nueve meses después para devolver la ilusión a los aficionados madridistas. En su cuarto encuentro, el Bernabéu registró la segunda peor entrada de la temporada. De momento no hay rastro del famoso efecto Zidane en un equipo donde los numerosos cambios en el banquillo no se han notado.

Dos despidos

Tras el desplante del francoargelino al final del pasado curso, fue Lopetegui quien cogió el testigo. El vasco renunció al Mundial con la selección española para dirigir al Real Madrid. La temporada empezó mal, con el revés en la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid, pero las tres victorias consecutivas en el inicio de Liga hicieron olvidar esa derrota.

Tres triunfos que a la postre resultaron ser un espejismo. En las siguientes siete jornadas se consiguió solo una más, dos empates y cuatro derrotas. Especialmente dolorosa fue la del Camp Nou (5-1) que propició el despido de Lopetegui y la llegada de Solari, hasta entonces entrenador del Real Madrid Castilla.

Julen Lopetegui en un Barça - Real Madrid / EFE

Julen Lopetegui en un Barça - Real Madrid / EFE

Los inicios del argentino fueron complicados pero en el mes de enero parecía que los de Chamartín se reengachaban a la lucha por los títulos, con cinco victorias consecutivas en Liga y la clasificación para semifinales de Copa del Rey. Todo se derrumbó en el mes de febrero. Primero fue el Girona quien ganó en el Santiago Bernabéu (1-2).

Luego, el Barça por partida doble, primero en Copa (0-3 y eliminados) y luego en Liga (0-1). Y fue el Ajax quien le dio la puntilla, con un resultado humillante (1-4) que los eliminaba de la Champions casi cuatro años después. En la primera semana de marzo el Real Madrid ya estaba de vacaciones.

 

Mala planificación

Visto lo visto, está claro que la culpa de los malos resultados no era de quién se sentara en los banquillos, sino de los futbolistas que saltaban a los terrenos de juego. Exceptuando a Benzema, ninguno de los jugadores ha estado al nivel que requiere un club como el Real Madrid. Y eso, obviando algunos casos concretos, es responsabilidad de Florentino Pérez.

El presidente blanco dejó marchar a Cristiano por solo 100 millones de euros. Y no fichó a nadie para sustituirlo, sino que confió en Bale, que ha demostrado que no tiene madera de líder. Vinicius se ha destapado como una de las mayores promesas del fútbol mundial, pero su falta de acierto en el tiro le impide, al menos actualmente, poder ser el referente de la entidad de Chamartín.

Una foto de Vinicius Jr. tras lesionarse ante el Ajax en el Santiago Bernabéu / EFE

Una foto de Vinicius Jr. tras lesionarse ante el Ajax en el Santiago Bernabéu / EFE

A la falta de un líder hay que sumar el envejecimiento de la plantilla. Muchos futbolistas superan la treintena y por cuestiones biológicas su rendimiento es cada vez menor. Modric, Marcelo Kroos son solo algunos ejemplos de jugadores que antaño liderararon al equipo blanco para lograr tres Champions consecutivas y esta temporada han bajado de forma alarmante su rendimiento.

La revolución se producirá el próximo verano. Tarde. Fiche a quien fiche el Real Madrid, esta temporada ya no la va a recuperar. Y el principal culpable de ello es el que se va a disfrazar de héroe durante los próximos meses: Florentino Pérez.

 

Hoy destacamos