Merengadas

La actuación del delantero del Real Madrid Benzema en San Mamés ha resucitado viejos fantasmas / EFE

La actuación del delantero del Real Madrid Benzema en San Mamés ha resucitado viejos fantasmas / EFE

Recital de malas caras en el primer batacazo de la 'era Lopetegui' con el Real Madrid en Liga

Los blancos se estrellan en San Mamés ante la versión más leona del Athletic Club

Víctor Malo @VMalo8

15.09.2018 23:08h

2 min

San Mamés volvió a rugir como hacía tiempo que no se escuchaba. Tan fieros fueron los leones que se encargaron de protagonizar el primer batacazo de la era Lopetegui en Liga con el Real Madrid. Sin olvidar que su primer pinchazo fue en la Supercopa de Europa (2-4)

Los blancos se estrellaron frente al Athletic Club (1-1) en un combativo encuentro que estuvo igualado de principio a fin (12 remates del Athletic por 16 del Madrid). La grada bilbaína llevó a los suyos en volandas para rozar la gesta. El gol de Muniain no sirvió para ganar, pero el poso que dejó el choque fue de soberbia victoria.

Los de Berizzo se dejaron la piel hasta bordear el desfallecimiento y pararon los pies al Madrid en la jornada estrella de los equipos vascos: el Athletic empató con los de Chamartín, el Eibar igualó frente al Atlético y la Real Sociedad puso contra las cuerdas al Barça, líder en solitario.

El conjunto de Julen Lopetegui destapó muchas carencias que se plasmaron en un arsenal de malas caras por parte del vestuario. Empezando por los que estaban en el banquillo.

Segundo 'banquillazo' para Isco

Segunda suplencia consecutiva para Isco Alarcón, cuyo rostro lo decía todo. Decepcionado con su principal valedor, el malagueño supo pasar página y brillar en cuanto saltó al césped.

Entró para jugar la última media hora y fue un tormento para el Athletic. Hasta el punto de que logró el gol del empate, de cabeza, a centro de Gareth Bale. Pero ello no empaña su decepción.

Tampoco el galés terminó nada contento. Su cara era un poema cuando se dirigía al banquillo a falta de 15 minutos para terminar el choque. Lucas Vázquez entró en su lugar.

Modric, otra vez sustituido

Sin duda, los fantasmas de Zidane empiezan a reproducirse en el vestuario blanco con jugadores como Isco y Bale. Ambos se acostumbraron a vivir más tiempo del que esperaban sentados.

Pero no son los únicos. Luka Modric volvió a ser sustituido y queda cada vez más claro que Lopetegui no termina de confiar en él. No, al menos, como confía en Toni Kroos, intocable.

Lucas Vázquez es el gran olvidado por Lopetegui. Está participando en todos los partidos, pero siempre como suplente y para los minutos finales. Muy poco tiempo le están concediendo.

Keylor Navas, desplazado

Uno que ni siquiera participó fue Mariano, el fichaje llamado a ser recambio de Benzema que no jugó ni un minuto el día que el Madrid más necesitaba un gol. ¿Era un fichaje necesario?

Sin embargo, el Óscar a la cara más dramática de todas en el banquillo blanco fue para Keylor Navas. Suplente por segundo partido consecutivo, parece que el mejor portero de Europa para la UEFA no podrá pelear de tú a tú contra Courtois. Palabra de Florentino Pérez.

 

Hoy destacamos