Merengadas

Guardiola, preocupado, durante el Real Madrid Manchester City / EFE

Guardiola, preocupado, durante el Real Madrid Manchester City / EFE

El maleficio de Guardiola en Europa se agrava en Madrid

El técnico de Santpedor se ha estrellado siempre en la Champions desde que abandonó el Barça

Lluís Regàs @LluisRegas

04.05.2022 23:56h Actualizado: 05.05.2022 00:15 h.

2 min

Europa es cruel con Pep Guardiola. Muy cruel. El técnico de Santpedor se estrella año sí, año también en la Champions desde que se fue del Barça en 2012. Un año antes, en Wembley, el equipo azulgrana escribió una de sus mejores obras y Guardiola tocó el cielo. Desde entonces, fracaso tras fracaso. Decepción tras decepción. Y la más sonada, este miércoles en el Bernabéu. En el escenario en el que tantas veces triunfó como entrenador del Barça y en el que es más odiado.

El Barça tiene cinco Champions y dos las ha ganado con Pep Guardiola. Solo él repitió en la máxima competición continental. En Roma y en Wembley, el equipo azulgrana alcanzó la gloria tras fulminar al Manchester United de su admirado Alex Ferguson. En 2012, el Chelsea tumbó al Barça tras un penalti que falló Messi. A partir de entonces, nada. Fiasco tras fiasco.

La historia negra

La historia negra de Guardiola comenzó con el Bayern. En Múnich encadenó tres Bundesliga y otras tantas eliminaciones en la Champions ante el Real Madrid, el Barça y el Atlético de Madrid.

Guardiola, en el Real Madrid Manchester City del Bernabéu

Guardiola, en el Real Madrid Manchester City del Bernabéu / EFE

En el Manchester City, Guardiola sí había eliminado al Real Madrid de la Champions, pero perdió la final del curso pasado contra el Chelsea. Este miércoles, en el Bernabéu, tenía el reto de otra gesta ante el equipo de Ancelotti para desafiar al Liverpool en la gran final de París.

Rodrygo y Benzema

A 18 minutos del final, Guardiola tenía motivos para ilusionarse. Marcó Mahrez y el Real Madrid estaba tocado. Tocado y casi hundido. En el minuto 90, el marcador segúa con ventaja inglesa, pero Rodrygo, de manera inesperada, apareció para meterle el miedo en el cuerpo al City y a Guardiola. Y el mismo delantero, en el tiempo de prolongación, repitió. El guión estaba ya claro. Guardiola sabía que el City perdería y Benzema le dio la puntilla.

"En el global de la eliminatoria hemos estado muy brillantes, pero esto va de quien hace más goles y han marcado uno más que nosotros", ha destacado Guardiola, muy tocado anímicamente, en la rueda de prensa posterior al partido. "Antes del primer gol de Rodrygo no sufríamos un acoso grande del Madrid. Lo sabíamos porque lo habían hecho muchas veces en la historia. Cuando mejor estábamos, ellos han remontado", ha añadido el técnico del Manchester City.

 
Hoy destacamos