Merengadas

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, con una sonrisa en la final del Mundial de Clubes de 2018 / EFE

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, con una sonrisa en la final del Mundial de Clubes de 2018 / EFE

El Mundialito no empaña la limpieza que prepara Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid sigue en busca de un proyecto deportivo convincente

Yago González

24.12.2018 11:59h

2 min

Florentino Pérez toma aire. El Mundial de Clubes le permite sacar pecho, sonreír, ufanarse de sí mismo. Pero solo en apariencia. Todo es impostura en el Real Madrid. La cena de Navidad, con el presidente blanco saludando afablemente a sus señalados, es el mejor ejemplo. Florentino gusta de guardar las apariencias. Es un maestro en el arte del engaño. Pero en el fondo prepara una limpieza brutal.

La actual plantilla del Real Madrid está caduca. Florentino lo sabe. Todo el mundo lo sabe. El equipo necesita savia nueva. Sangre fresca. Futbolistas jóvenes y con ganas de comerse el mundo. Las viejas glorias ya están para el arrastre. Por mucho que sigan recibiendo inmerecidos galardones. Tal vez los trofeos sirvan para engañar a las mentes obtusas. Pero no es el caso de Florentino. El presidente sabe perfectamente qué jugadores han cumplido su ciclo en el Real Madrid.

Sin proyecto deportivo

La lista es larga. Lo cierto es que el proyecto del Real Madrid carece de fundamentos. Ni siquiera la figura del entrenador está asentada. Todo lo contrario. Solari llegó como solución de urgencia y Florentino le dio un voto de confianza quizá excesivo. El precedente de Zidane pesó mucho. Pero no parece que la historia vaya a repetirse.

Florentino sigue sondeando el mercado en busca de otro entrenador. Jose Mourinho vuelve a figurar en cabeza de la lista tras su despido del Manchester United. Es una opción real.

En todo caso, mientras termina de valorar qué hacer con el banquillo, Florentino tiene a varios futbolistas con un pie fuera del Real Madrid. En verano hay tres cracks que estarán fuera. Eso se da por hecho. Quizá alguno incluso se marche este mismo invierno.

Los descartados

Probablemente el futbolista del Real Madrid que más rechazo genera en Florentino en estos momentos sea Isco. El presidente no traga al malagueño. Su carácter displicente, su egoísmo, su arrogancia chocan frontalmente contra los supuestos valores del club. Además, el estilo de juego de Isco no casa con el Real Madrid. Florentino ya no le da más cuerda. Isco le vale más como moneda de cambio que como futbolista.

Una foto de archivo de Modric e Isco en un partido del Real Madrid

Una foto de archivo de Modric e Isco en un partido del Real Madrid

Otro que previsiblemente abandonará el club a final de curso será Modric. Por razones bien distintas, dado que el comportamiento del croata es ejemplar. Pero sus 33 años pesan como una losa. Es el Balón de Oro y conviene lucirlo esta temporada, pero después se escucharán las ofertas que lleguen por él. Si viene el Inter o el Juventus, se pondrán facilidades a su salida.

Keylor Navas cierra la terna de futbolistas prescindibles. Hace tiempo que Florentino lo quiere fuera y el fichaje de Courtois este verano le brindó la ocasión de oro para cargárselo. Desde la llegada de Solari, además, el costarricense ha quedado como el apestado. Quiere irse ya y podría forzar su salida en enero.

Nadie está a salvo

El resto de la plantilla tampoco está libre de la criba. De hecho, casi cualquiera podría salir. Marco Asensio está señalado, y como no espabile podría seguir los pasos de Isco. Benzema y Bale siguen porque no tienen recambio, pero su ciclo probablemente ya haya tocado a su fin. Ninguno de los dos llegó a convencer nunca. El galés, además, ha demostrado ser un fiasco incapaz de asumir galones cuando el equipo lo necesita.

 

Hoy destacamos