Merengadas

Los jugadores del Real Madrid lamentan la eliminación en Champions League / EFE

Los jugadores del Real Madrid lamentan la eliminación en Champions League / EFE

Ni el arbitraje salvó al Real Madrid (aunque lo intentó)

El VAR estuvo cinco minutos revisando el tercer gol del Ajax

Pau Beya Acero

05.03.2019 23:47h

1 min

Debacle histórica. El Ajax barrió al Real Madrid y se clasificó para los cuartos de final de la Champions League tras lograr una épica remontada (1-4). La única diferencia con el encuentro de ida fue el acierto de cara a portería, pues tanto en Amsterdam como en la capital española los ajacied fueron superiores. En el Santiago Bernabéu marcaron todos esos goles que en el Johan Cruyff Arena no quisieron entrar. La catástrofe fue de tal magnitud que ni tan siquiera su mayor aliado histórico, el arbitraje, la pudo evitar. Y no será porque no lo intentó. 

La eliminatoria quedó vista para sentencia tras el gol de Tadic en el 61'. El Ajax se puso 0-3 en el marcador y, con solo media hora por delante, se antojaba complicado que el Real Madrid lograra remontar. Conociendo la transcendencia de dicho tanto, el VAR lo estuvo revisando durante más de cuatro minutos.

Una espera eterna

La polémica se encontraba en el inicio de la jugada. Mazraoui le quitó el balón a Reguilón y cuando parecía que el esférico se marchaba por la línea de banda, el marroquí lo mantuvo dentro del terreno de juego. Una acción decisiva, pues 30 segundos después Tadic estaba celebrando con sus compañeros su obra de arte.

Casi cinco minutos para decidir si en el principio de la posesión había salido la pelota o no. Algo similar a analizar un fuera de juego (o un gol fantasma si no existiera la tecnología de gol). No existía interpretación posible: el esférico estaba dentro o fuera. Bastaba con una toma frontal o cenital para determinar si Mazraoui había logrado salvar el balón.

Los jugadores del Ajax celebran la victoria ante el Real Madrid en Champions League / EFE

Los futbolistas del Ajax celebran el tanto de Dusan Tadic / EFE

En defensa al colectivo arbitral hay que decir que si las imágenes que tenían en el VAR eran las mismas que se mostraban en la televisión, era muy complicado decidir. Pero no tanto como para tomarse cuatro minutos, que fue el tiempo que necesitaron para rendirse a la evidencia, no anular el tanto y dejar tocado de muerte al Real Madrid.

Por último, solo un apunte. En la primera temporada con el videoarbitraje, el Real Madrid ha quedado eliminado en octavos de final. Debe ser casualidad.

 

Hoy destacamos