Merengadas

Una foto de Karim Benzema celebrando un gol / EFE

Una foto de Karim Benzema celebrando un gol / EFE

El nuevo 'The Special One' del Real Madrid no se llama Mourinho

Benzema se reconcilia con la afición después de una década en el club blanco y asume galones en la creación y el gol

Claudia Granja @c_granjafranch

29.01.2019 17:20h

2 min

Ha vuelto o nunca se fue, pero parece que por fin Karim Benzema tiene –tras diez temporadas en el Real Madrid– el respaldo total y simultáneo de cuerpo técnico, vestuario, afición y directiva. Desde su llegada su figura siempre ha sido cuestionada. Despertó el interés de grandes clubes, incluido el Barça, pero su perfil es de difícil comprensión en Chamartín. 

Allí donde los delanteros gustan goleadores, atrevidos, de desborde y malabares. Benzema es mitad nueve mitad mediapunta y aunque en ocasiones ha sido un incomprendido, su juego le avala. Crea, arrastra y ahora también marca. Mermado y condicionado por la presencia de Cristiano Ronaldo durante diez años, Benzema deslumbra por sí solo, por fin. 

Del mal juego blanco, que parece dar muestras de mejora en las últimas jornadas, el que brilla con luz propia es el francés y sin sus socios habituales. Con el portugués triunfando en Turín y Bale en la enfermería, el único intocable para Santiago Solari es el 9.

Benzema es la referencia

Benzema es el máximo goleador en Liga del Madrid, con seis tantos, por delante de Bale, Marcelo, Asensio, Isco, Lucas o Ramos. En el campeonato doméstico ha respondido a las exigencias del equipo y del mal juego que se desprende en el Bernabéu, el galo ha ido de menos a más. 

Todavía arrastra la losa de algunas líneas del equipo, que no arrancan, pero ha decidido hacerlo por su cuenta. Si con Lopetegui se le volvió a abuchear –una temporada más– dada su falta de puntería y ausencia en el área como delantero de referencia, las tornas han cambiado. Se ha reencontrado con el gol y con su mejor faceta ofensiva. 

Benzema, Modric y Varane en Eibar / EFE

Benzema, Modric y Varane en Eibar / EFE

Ha encontrado en las apuestas personales de Solari –Lucas Vázquez y Vinicius– dos socios de garantías y en Modric el compañero de siempre. Con un juego más vertical, dada la imposibilidad del equipo de crear y generar, Benzema se ha convertido en uno de los cerebros del conjunto que dirige Solari en zonas muy cercanas al área contraria. 

Quien sobresale en la crisis es Benzema

Con el Madrid a la espera de ver si da continuidad a la aparente mejora del juego, Benzema mejora sus registros por sí solo. Es el único titular que progresado y aumentado sus cifras respecto temporadas pasadas. Suma seis asistencias y 12 goles en 27 partidos en todas las competiciones en la vigente temporada. Una media de un tanto cada 2,2 partidos. Una mejora considerable. La pasada campaña acabó con un gol cada cuatro partido y la 2016-17 con un tanto cada dos partidos y medio.

Una foto de Benzema celebrando uno de sus goles frente al Espanyol / EFE

Una foto de Benzema celebrando uno de sus goles frente al Espanyol / EFE

Una mejora que también ha conseguido gracias a la regularidad que le permite su estado de forma y su presencia en el verde. Con la BBC, el francés siempre fue el primer cambio. Ni Mourinho, ni Ancelloti, ni Zidane optaron por cambiara Bale o Cristiano. De un total de 1.890 minutos jugados en el campeonato doméstico, solo ha descansado 225. Es titular indiscutible y recambio con los partidos cerrados. Hoy por hoy, es la baza a la que se agarra el madridismo. 

 

Hoy destacamos