Merengadas

Sergio Ramos en acción durante un partido con el Real Madrid EFE

Sergio Ramos en acción durante un partido con el Real Madrid EFE

La otra bronca de Sergio Ramos que agrieta del todo el vestuario del Real Madrid

El capitán exigió compromiso a sus compañeros de cara a la recta final de la temporada

Pau Beya Acero

08.03.2019 18:23h

1 min

Sergio Ramos sigue en el centro de la polémica. El capitán, que disfrutó del encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions desde un palco personalizado en el que grabó su documental, ha encontrado varios culpables a la desastrosa temporada de su equipo.

Primero fue Florentino Pérez, con el que protagonizó una escandalosa bronca después del duelo europeo. El presidente bajó al vestuario y criticó a los futbolistas por su comportamiento y su falta de dedicación. El camero reprochó que la mala campaña del conjunto blanco se debía a su mala planificación. 

Una foto de Sergio Ramos y Florentino Pérez / EFE

Una foto de archivo de Sergio Ramos y Florentino Pérez / EFE

Los decibelios fueron subiendo, hasta llegar al punto en el que Pérez invitó a Ramos a abandonar el equipo de Chamartín. "Tú me pagas y yo me voy" fue la respuesta del central. El jueves, dos días después de la bronca con el mandamás, se las tuvo con el resto de la plantilla, de acuerdo con lo que explicó el programa El Partidazo de la Cadena COPE.

Compromiso

Tal y como hicieron tras la derrota que sufrieron ante la Real Sociedad el pasado mes de enero, los futbolistas del Real Madrid se volvieron a reunir en los vestuarios de Valdebebas para poner las cartas sobre la mesa. Como ya ocurriera después del revés ante el conjunto vasco, fue Ramos el que tomó la palabra.

El andaluz reclamó el máximo respeto al cuerpo técnico dirigido (por el momento) por Santiago Solari y exigió compromiso de cara a la recta final de la temporada: "El que no esté comprometido y no vaya a darlo todo, que se borre", espetó el camero. A falta de títulos, el capitán puso como máximo objetivo la segunda posición en la Liga.

Una foto de Sergio Ramos durante un partido del Real Madrid / EFE

Una foto de Sergio Ramos durante un partido del Real Madrid / EFE

Uno de los que más recibió fue Isco, al que recriminó que no se subiera al autocar del equipo después de saber que no iría convocado contra el Ajax, así como que no bajara al vestuario para estar al lado de sus compañeros tras la finalización del encuentro. De acuerdo con El Partidazo, el malagueño se disculpó ante sus compañeros.

El vestuario del Real Madrid está al rojo vivo y la elección del entrenador será clave para calmar los ánimos o para echar más gasolina al fuego.

 

Hoy destacamos