Merengadas

Piqué y Ramos dialogan tras un Barça-Real Madrid / EFE

Piqué y Ramos dialogan tras un Barça-Real Madrid / EFE

Piqué, motivo del divorcio entre Florentino y Sergio Ramos

El exdefensa del Real Madrid quería ganar lo mismo que el barcelonista cuando negoció su última renovación

Redacción Culemanía @culemanias

22.02.2022 18:30h Actualizado: 22.02.2022 18:40 h.

1 min

Gerard Piqué no solo ha sido una pesadilla para el Real Madrid en el campo y con sus mofas tras algunas victorias sonadas como el 2-6 o el 5-0. El defensa del Barça acabó siendo un tormento para Florentino Pérez en las negociaciones que mantuvo con Sergio Ramos para prorrogar su contrato con el club blanco.

Ramos siempre se comparó con Piqué. Y, obviamente, no se consideraba peor que el defensa del Barça. Por eso, el excapitán del Real Madrid montó en cólera cuando supo que Piqué ganaba unos 28 millones de euros anuales y pidió la misma cantidad para renovar por el club blanco.

Negociación muy tensa

"Si Piqué cobra tanto, yo quiero lo mismo o más", le dijo, supuestamente, Ramos a Florentino, según ha desvelado el diario Sport.

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / Redes
Sergio Ramos y Florentino se saludan tras un título del Real Madrid / REDES

Las negociaciones entre Ramos y Florentino fueron muy tensas. Hubo mucho fuego cruzado y filtraciones a los medios de comunicación. Mientras el presidente le ofrecía un año más, el jugador pedía dos. También había importantes diferencias económicas.

Lesiones en el PSG

Ramos apretó mucho y la oferta de Florentino venció. Cuando el defensa aceptó las condiciones del Real Madrid, su presidente le dijo que ya era tarde y el futbolista acabó fichando por el PSG, donde ha jugado muy poco por culpa de las lesiones.

En el Barça, Piqué tiene contrato hasta 2024. El defensa se rebajó el salario y, sobre todo, lo difirió cuando estalló la crisis del coronavirus. Siempre tuvo un trato preferencial que Florentino Pérez nunca le concedió a Ramos, el defensa que quería ganar tanto o más que Piqué y que acabó marchándose a París tras perder su última batalla. Su obsesión con Piqué le estalló al excapitán madridista.

 
Hoy destacamos