Merengadas

Eden Hazard, en un partido con el Real Madrid | EFE

Eden Hazard, en un partido con el Real Madrid | EFE

La presión añadida de Hazard que amenaza su futuro en el Real Madrid

El belga tiene una prueba de fugo para mantener su puesto en el club

Ángel Álvarez

03.09.2021 20:46h

1 min

La etapa de Eden Hazard en el Real Madrid parece que no tiene un mínimo momento de descanso positivo. El belga, que todavía no ha logrado responder en la cancha la enorme inversión que hicieron hace dos temporadas, pasa por una prueba de fuego importante. Su presencia como figura dentro del once titular pierde fuerza con la aparición de otros factores importantes.

Eden Hazard disputando el esférico / EFE

Eden Hazard disputando el esférico / EFE

Lo primero es el momento estelar de Vinicius Júnior. Su mes de agosto ha sido sobresaliente, especialmente porque está dando señales de mejoría de cara al arco. En los tres enfrentamientos disputados en el comienzo de la Liga ha anotado tres goles, dos de los cuales ayudaron al elenco de Ancelotti a rescatar un punto ante la UD Levante.

Todavía tiene que crecer en cuanto a regularidad, sobre todo cuando entra en el comienzo de los partidos. Pero no deja de ser un jugador que está sumando méritos para poner en aprietos a Hazard. Incluso, por su gran comienzo de curso ha sido nombrado como el mejor futbolista del Real Madrid en agosto.  Un reconocimiento que celebró en conjunto con su primera titularidad en la selección brasileña.

El golazo de Vinicius Jr ante el Levante: definición exquisita / EFE

El golazo de Vinicius Jr ante el Levante / EFE

Futura amenaza

Por otra parte, otra de las figuras que supone una presión para el atacante belga es el deseo de Florentino Pérez en adquirir a Kylian Mbappé. Es cierto que el francés puede desenvolverse en otros puestos del frente de ataque, pero representa una pieza que dejaría relegado al mencionado futbolista a un puesto de menor importancia dentro de la plantilla. Lo cual también puede ser un factor que invite a considerar que sea una opción de venta para la directiva merengue.

Para evitar ese escenario, Hazard deberá tener cierta continuidad desde lo físico, algo que no ha podido gozar desde su llegada al cuadro madrileño. A partir de allí recuperar cierta confianza para sacar adelante esos detalles que lo han llevado a ser considerado como uno de los mejores futbolistas ofensivos del mundo; aunque en este caso, sin la agilidad y frescura que tenía en otros años. Indudablemente es todo un reto, porque los primeros compromisos de la temporada –incluyendo en los partidos con Bélgica- no están siendo del todo ilusionantes.

 
Hoy destacamos