Merengadas

Una foto de Zinedine Zidane y Florentino Pérez / EFE

Una foto de Zinedine Zidane y Florentino Pérez / EFE

Primer enfrentamiento de Florentino Pérez con Zidane en el Madrid

Pese a la negativa del técnico francés, el presidente blanco inicia una campaña de presión para que recapacite sobre uno de sus descartados

Redacción Culemanía @culemanias

27.06.2019 21:55h

1 min

Zinedine Zidane y Florentino Pérez empiezan a tener sus más y sus menos entorno a la confección de la nueva plantilla del Real Madrid de la temporada que viene. El técnico francés sabe que tiene la sartén por el mango dadas las condiciones que impuso para volver a liderar al equipo, pero el presidente también quiere tener voz y voto.

Mientras solo falta que se cumpla el fichaje preferido de zidane, Paul Pogba, Florentino ha cumplido con su palabra: Hazard, Jovic, Mendy, Rodrygo y renovados como Kroos o Sergio Ramos. Todos los que quería el galo se han quedado o han llegado y ahora es momento para los descartes. Una faceta en la que ZZ también tiene vía libre excepto por un jugador: Dani Ceballos.

El centrocampista andaluz es una de las obsesiones del presidente blanco. Un descartado desde el primer momento en que regreso el técnico francés al Santiago Bernabéu y que ahora, disputando el Europeo sub-21, ha vuelto a revalorizarse en el mercado y también a los ojos del presidente.

La oportunidad

El presidente mantiene su apuesta por el sevillano desde el primer día que llegó a Chamartín, una opinión que se reafirma cada vez que viste la Roja, pero que no puede demostrar de blanco. Florentino tiene claro que Ceballos es un jugador de futuro y que Zidane debe cambiar de opinión. Sus días en el banquillo blanco no serán para siempre y quiere asegurarse la figura del andaluz como pieza clave de la medular blanca. 

Un escenario complicado para Zidane, que no le quiere, y para el jugador, que no esperará eternamente a recibir la oportunidad de un técnico al que no gusta. Asimismo, Ceballos sabe que tiene pretendientes en Europa. Su buen europeo le ha vuelto a poner en el punto de mira de los grandes para su propio beneficio. Esa es la excusa que también utiliza Zidane, consciente de las necesidades económicas del club de vender para cumplir con el fair play financiero: si sale dejará un buen montante. 

Mientras Florentino se aferra al centrocampista, la opción de una posible cesión cobra fuerza aunque el presidente lo tiene claro, vaya donde vaya se incluiría una opción de recompra. Tottenham ya ha preguntado por él en distintas ocasiones así como Milan o Nápoles del Calcio. 

 

Hoy destacamos