Merengadas

Florentino Pérez y Zinedine Zidane, en la rueda de prensa de despedida del técnico galo / EFE

Florentino Pérez y Zinedine Zidane, en la rueda de prensa de despedida del técnico galo / EFE

El problema de Florentino Pérez para cerrar los fichajes que quiere Zidane

El presidente blanco no lo tendrá fácil para complacer las necesidades del galo

Pau Beya Acero

20.03.2019 14:21h

2 min

Se presume un verano movido en las oficinas del Santiago Bernabéu. Ante la desastrosa temporada que ha perpetrado el Real MadridFlorentino Pérez Zinedine Zidane deben ser los encargados de liderar una revolución en la plantilla y de incorporar a nuevos jugadores que tengan la capacidad de ilusionar a la afición blanca.

Si algo ha quedado claro a lo largo del curso es que el conjunto de Chamartín necesita un líder sobre el terreno de juego. Tras la marcha de Cristiano Ronaldo nadie se puso el equipo a la espalda. Lo intentó Vinicius Júnior, pero su falta de acierto en la definición lo lastró en exceso.

El presidente del Real Madrid tiene dos grandes opciones en la lista que pueden ejercer el rol de referente: Neymar Jr y Kylian Mbappé. Ambos son objeto de deseo de Pérez desde hace años, y todo apunta que el verano que viene intentará acometer el fichaje de, al menos, uno de ellos. Aunque los últimos acontecimientos no se lo han puesto nada fácil.

Alivio en París

El pasado martes 19 de marzo el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) cerró el expediente abierto por la UEFA contra el Paris Saint-Germain por déficit excesivo tras los fichajes que realizó en verano de 2017. El proceso no podrá ser reabierto, por lo que el conjunto francés se libra de una sanción por incumplir el Fair Play Financiero.

El presidente del PSG Nasser Al Khelaifi durante una rueda de prensa / EFE

El presidente del PSG Nasser Al-Khelaifi durante una rueda de prensa / EFE

Un problema menos para la entidad de Nasser Al-Khelaifi, aunque no es el único. El caso que se cerró ayer se ceñía sobre el curso 2016-17, por lo que los fichajes de Neymar, Mbappé y el último de Leandro Paredes aún deben ser examinados. De hecho, según publica este miércoles L'Équipe, el PSG debe realizar un ajuste de 150 millones de euros en sus cuentas y evitar una nueva investigación de la UEFA.

Neymar, con más opciones

Ahora que Nasser Al-Khelaifi no necesita ingresos excesivos de dinero, Florentino Pérez lo tiene extremadamente complicado para poder incorporar a una de las dos estrellas del club parisino. Aunque hay una que tiene más posibilidades de vestir de blanco que la otra:

Neymar Jr estipuló una cláusula de escape en su contrato cuando fichó por el Paris Saint-Germain. La cifra exacta ha bailado a medida que pasaban los meses, pero lo cierto es que si el presidente blanco quiere incorporarlo lo tendrá tan fácil como abonar una cantidad y el brasileño será todo suyo.

Mbappé y Neymar celebrando un gol con el PSG / EFE

Mbappé y Neymar Jr celebrando un gol con el Paris Saint-Germain / EFE

El caso de Mbappé es mucho más complejo. Es el jugador franquicia del proyecto y si el club parisino no quiere venderlo no lo va a hacer, pues no tiene cláusula. El único as en la manga de Florentino es que el nuevo entrenador, Zinedine Zidane, convenza a su compatriota de que el Real Madrid es el sitio donde puede triunfar y convertirse en el jugador definitivo.

La peculiar situación de Hazard

El otro gran objetivo del presidente del Real Madrid es Eden Hazard. Su club, el Chelsea, está sancionado por la FIFA por el fichaje de 29 jugadores que en el momento del acuerdo eran menores de 18 años. La entidad inglesa no podrá fichar a jugadores ni en verano de 2019 ni en invierno de 2020, por lo que no podrían sustituir al belga.

El contrato del centrocampista con el club londinense termina en junio de 2020, de manera que los de Abramovich se encuentran entre la espada y la pared: si no venden a Hazard el próximo verano podrían verlo marchar gratis solo un año después.

El presidente blanco sabe que incorporar como mínimo a uno de estos tres jugadores (Hazard, Neymar Mbappé) es imprescindible para que el nuevo proyecto de la entidad de Chamartín tome fuerza. Lo va a intentar de todas las formas, aunque los últimos acontecimientos no inviten al optimismo.

 

Hoy destacamos