Merengadas

Isco está harto de las suplencias en el Real Madrid de Lopetegui / EFE

Isco está harto de las suplencias en el Real Madrid de Lopetegui / EFE

El nuevo problema de Isco en el Real Madrid con su 'amigo' Lopetegui

Las cosas se ponen muy feas para el crack malagueño

Víctor Malo @VMalo8

15.09.2018 20:47h

2 min

Problemas para Isco Alarcón en Chamartín. El crack malagueño empieza a sufrir el síndrome Zidane con su nuevo entrenador en el Real Madrid. Contra todo pronóstico.

Cuando Julen Lopetegui fue presentado como técnico blanco, todo el mundo coincidió en que su llegada iba a suponer un punto de inflexión. Uno de los favorecidos iba a ser Isco.

La magnífica relación que siempre ha mantenido el centrocampista con el exseleccionador español hacía pensar que las cosas iban a ir viento en popa con su llegada. Nada más lejos de la realidad.

Es inevitable que vengan a la memoria aquellas declaraciones en las que Isco agradecía la confianza de Lopetegui para echarle en cara a Zidane que él no actuase igual. Del mismo modo, el técnico vasco habló maravillas del malagueño: “Isco es un jugador que me apasiona”.

Dos suplencias seguidas para Isco

Sin embargo, el de Benalmádena acumula ya dos banquillazos seguidos. Ni fue titular contra el Leganés antes del parón de selecciones ni lo fue ante el Athletic Club en San Mamés.

Desde Culemanía venimos advirtiendo que algo se cuece en las entrañas del Bernabéu: Isco, Modric y Asensio se juegan una plaza en el once titular de Lopetegui.

Ceballos se mete en la lucha

Para sorpresa de todos, la lucha tiene un nuevo contendiente: Dani Ceballos. La segunda suplencia de Isco, coincide con la titularidad del exjugador del Betis junto a Modric.

El otro damnificado ha sido Casemiro, pero tiene excusa: llegó el viernes de la convocatoria con Brasil en Estados Unidos y solo se ejercitó un día antes de la visita a Bilbao.

Asensio, intocable

Por este motivo, sorprende menos lo del brasileño pero llama la atención que Isco se quede fuera y no sea por Modric, sino por Ceballos. Además de que Asensio se mantiene intocable.

Isco Alarcón y Marco Asensio, amigos condenados a luchar en el Real Madrid / EFE

El crack balear está en estado de gracia y así lo demostró con la selección española, endosando dos goles espectaculares a la Crocia de Modric. Todo apuntaba a que la lucha por acompañar a Bale y Benzema en el tridente blanco iba a estar entre el malagueño y el mallorquín.

La lucha con Modric se pone fea

Sin embargo, Lopetegui no ofrece dudas por el momento. Mientras Asensio repite titularidad por cuarto encuentro consecutivo, Isco se queda en el banquillo y parece condenado a competir con Modric y Ceballos. La cosa pinta fea para el rey del fútbol bonito, que no fútbol bueno.

 

Hoy destacamos