Merengadas

Don Santiago Bernabéu, el presidente más grande de la historia del Real Madrid / EL CORTE DE UCLA

Don Santiago Bernabéu, el presidente más grande de la historia del Real Madrid / EL CORTE DE UCLA

La prueba de cómo el Real Madrid compraba a la prensa en tiempos de Franco

El club entonces presidido por Santiago Bernabéu destinaba más dinero a periodistas que a la sección de baloncesto

Víctor Malo @VMalo8

06.02.2019 00:38h

2 min

Mucho se habla estos días de cómo algunos medios con sede en Madrid están zarandeando al colectivo arbitral por algunos errores –o dispares criterios de interpretación– originados en la implantación del VAR en la Liga española. Medios afines en su mayoría a Florentino Pérez, según se puede leer en diversos medios de comunicación.

En Culemanía no tenemos constancia de qué tipo de intereses o motivaciones se esconden detrás de las numerosas campañas que los medios madridistas han liderado este curso en contra del VAR, o en contra de la Liga por cuestiones como el calendario de partidos. Sin embargo, si hay algunas evidencias de cómo el Real Madrid compraba a la prensa en el pasado.

Concretamente, esto ocurría en tiempos del Generalísimo Francisco Franco y se da la circunstancia de que todavía se conservan elementos probatorios que así lo acreditan.

La carta de Saporta a Bernabéu 

En concreto, este medio ha tenido acceso a un documento escrito en forma de carta postal y dirigido al histórico presidente blanco “Don Santiago Bernabéu” el 9 de septiembre de 1963.

Raimundo Saporta, directivo del Madrid en aquella época ejerciendo como tesorero y contable, firmaba un texto que el periodista Rubén Uría rescató muchos años después como prueba irrevocable del dinero que el Madrid destinaba a un grupo de periodistas.

Saporta, que también fue vicepresidente de la Federación Española de Baloncesto y compaginó esos cargos con su empleo en el Banco Exterior de España, avisaba a Bernabéu en el citado escrito sobre algunos gastos que complicaban la tesorería del club.

Raimundo Saporta y Santiago Bernabéu / RMCF ARCHIVO

Raimundo Saporta y Santiago Bernabéu / RMCF ARCHIVO

En la carta se describía explícitamente que “el problema financiero del club es angustioso” porque se debían 15 millones de las antiguas pesetas y el año siguiente no iban a contar con los 27 millones de ingresos que dejó la venta del futbolista Luis del Sol.

Entre esos dispendios destacaba la presencia de cuatro millones de pesetas destinados a la prensa: dos millones catalogados directamente de “ayudas a la prensa” y otros dos millones asignados a “los viajes de los periodistas con el equipo”.

En la carta remitida por Saporta se hablaba de estos acuerdos como causantes de la maltrecha economía del club y se proponía su revocación pese a los efectos “tremendamente impopulares” que iba a acarrear esa decisión.

Carta de Raimundo Saporta a Santiago Bernabéu en 1963 / ARCHIVO

Carta de Raimundo Saporta a Santiago Bernabéu en 1963 / ARCHIVO

Además de los cuatro millones de ayudas a los medios, Saporta proponía eliminar el dinero dirigido a la sección de baloncesto –“tres millones y pico”– o a la Ciudad Deportiva –“cuesta otros tres millones–, más allá de una ayuda de otro millón para el Rayo (Vallecano) y de otros dos millones dirigidos al fútbol aficionado, amateur y juvenil, entre otros recortes.

Llama la atención el dato: Bernabéu invertía más dinero en tener contentos a los periodistas que en la sección de baloncesto del Real Madrid o en la Ciudad Deportiva recién inaugurada aquel mismo año en el Paseo de la Castellana.

'Fondo de Reptiles'

El citado grupo de periodistas respondía, según explica Uría, al calificativo Fondo de Reptiles. Una denominación que, según cuenta el también periodista Miguel Ángel Ruiz, venía dada en alusión a los “fondos robados” a los enemigos de guerra que estaban en dominio del canciller alemán Otto von Bismarck para financiar propaganda a su favor y silenciar a los críticos en la Alemania unificada.

Detalles históricos al margen, no deja de ser significativo que haya salido a la luz cómo el equipo que siempre fue vinculado a las ayudas arbitrales durante años y años por decreto de Franco también recibía ayudas remuneradas de la prensa. Algo seguramente impensable a día de hoy.

 

Hoy destacamos