Merengadas

El Real Madrid celebra el golazo de Benzema, contra el Athletic Club, en San Mamés / EFE

El Real Madrid celebra el golazo de Benzema, contra el Athletic Club, en San Mamés / EFE

El Real Madrid de Ancelotti sobrevive en San Mamés

Los merengues conquistan un nuevo triunfo que los mantiene lejos en la cima

Ángel Álvarez

22.12.2021 23:27h Actualizado: 22.12.2021 23:27 h.

2 min

Increíble, pero cierto. El Real Madrid vuelve a sacar adelante un partido en el que no fue superior. Los merengues lograron llevarse los tres puntos, en su visita al feudo del Athletic Club. Las anotaciones de Karim Benzema fueron lo único que necesito el cuadro madrileño, en un partido en el que sufrieron el asedio constante del elenco vasco. El triunfo (1-2) mantiene a los dirigidos por Carlo Ancelotti en la cima de la Liga.

Festival de goles

El enfrentamiento en San Mamés comenzó con una lluvia de goles. Los primeros golpes fueron por parte del Real Madrid, quienes lograron adelantarse con dos goles de Karim Benzema. El francés anotó un golazo con un derechazo de primera (‘4) tras una asistencia de Kroos, mientras que el segundo (‘7) fue una cómoda definición después de recibir el balón dentro del área. Todo parecía indicar que la noche de los merengues iba a resultar más sencilla.

La euforia de Benzema tras anotar dos goles contra el Athletic Club / EFE

La euforia de Benzema tras anotar dos goles contra el Athletic Club / EFE

Sin embargo, el Athletic Club respondió con mucha personalidad. Oihan Sancet fue el encargado de disminuir la ventaja (’10) con un potente disparo inalcanzable para Courtois. Ese tanto permitió a los locales cambiar el panorama en el partido, sobre todo por el impulso anímico que mostraron. Durante un tramo largo lograron imponerse en campo del Madrid, especialmente a partir de su característica presión. En algunas ocasiones consiguieron profundizar en esos intentos, aunque sin la precisión necesaria para empatar las acciones.

Fallos en la definición

Durante la segunda mitad, el conjunto de Marcelino fue capaz de sentirse cómodo sobre el terreno de juego. La energía y los cambios permitieron que el equipo vasco siguiera con su plan de presionar la salida de balón madrileña. Los dirigidos por Ancelotti tuvieron que defender con mucha precisión ante la presencia constante del rival.

Los jugadores del Athletic Club, con las manos en la cabeza, por los fallos ante el Real Madrid / EFE

Los jugadores del Athletic Club, con las manos en la cabeza, por los fallos ante el Real Madrid / EFE

Los problemas en la definición castigaron enormemente al Athletic Club, quienes no pudieron aprovechar esa superioridad en el segundo tiempo. Los despejes de los centrales del Real Madrid y el gran nivel de Courtois también fueron claves en ese sentido, pero los errores en la puntería impidieron que los locales se llevaran, al menos, un empate ante su afición.

 
Hoy destacamos