Merengadas

El disparo de Luka Modric en el Real Madrid-Sheriff de Champions League. Hoy contra el Shakhtar / EFE

El disparo de Luka Modric en el Real Madrid-Sheriff de Champions League. Hoy contra el Shakhtar / EFE

El Real Madrid arranca fatal el año: estrellado en Getafe

El conjunto blanco pone a fin a su buena racha

Carlos Medina @camebe27

02.01.2022 16:10h Actualizado: 02.01.2022 17:12 h.

2 min

El primer encuentro liguero del año no ha empezado del todo bien para el Real Madrid, ya que en el minuto 6 de la primera parte Enes Unal ha perforado la portería de Courtois. El gol ha sido propiciado por un error garrafal de Militao.

El central brasileño ha controlado e intentado regatear al delantero turco. La frivolidad le ha costado cara, debido a que el azulón le robó la cartera y batió al meta del Real Madrid con un buen disparo raso. Tras este importante fallo, Militao no ha asumido las culpas, todo lo contrario, ya que ha ido a protestar al árbitro alegando que Unal le quitó el balón mediante una falta.

Error garrafal de Militao

El brasileño ha destacado esta temporada como uno de los mejores centrales de la Liga, sin embargo, con este error ha demostrado que todavía no está a la altura de los mejores. A partir de aquí el conjunto entrenado por Carlo Ancelotti ha atacado sin cesar, mereciéndose en algún tramo del encuentro el empate.

Alaba y Militao, los nuevos ídolos en la defensa del Real Madrid / EFE

Alaba y Militao, los nuevos ídolos en la defensa del Real Madrid / EFE

A los blancos se les ha parado el corazón cuando en el minuto 13 una cesión de Alaba hacia Courtois casi acaba en un susto. Excepto esta acción, el Madrid ha tenido el dominio del balón intentando derribar la muralla defensiva planteada por el Getafe. Los azulones han estado muy seguros atrás y han sido capaces de mantener la portería a 0 durante toda la primera mitad.

Unos minutos más tarde Modric ha tenido la ocasión más peligrosa de los blancos. El croata ha estampado el balón en el larguero después de un gran chute desde fuera del área. Mucho hablan en Madrid de la posesión del Barça cuando no marca goles, pero es que los blancos han llegado a superar el 80% de la posesión en la primera parte sin haber podido anotar un gol.

La ausencia de Vinícius la ha notado mucho el Madrid. En la segunda parte Ancelotti no ha tenido más remedio que alinear a Hazard. Evidentemente el rendimiento del jugador ha sido el esperado: bajo. Los blancos ya no confían en el belga, pero el técnico italiano no tenía más alternativas en el banquillo.

En los segundos 45 minutos el Madrid ha intentado jugar por banda pero sin demasiado éxito, ya que prácticamente todos los centros se han quedado sin rematador alguno. Ni con Mariano y Benzema juntos en el campo los merengues han conseguido poner en apuros al portero del Getafe, Soria.

El síntoma de que el Madrid ha estado mal es que Kroos ha estado más impreciso que nunca. En líneas generales se ha visto a un Madrid bastante deshinchado, algo que muchos pronosticaban en este inicio de año.

Ya a la desesperada el conjunto de la capital ha intentado enviar balones a un Benzema que estaba perfectamente tapado. En el 72 Jaime Mata casi sentencia el partido, pero se ha encontrado con un paradón de Courtois. Todo hacía indicar que el partido se acabaría así, pero el árbitro ha querido añadir más emoción el encuentro añadiendo 7 minutos, que al final han resultado ser 8. 

Las bajas se hacen notar

Hazard, Marcelo e Isco, jugadores muy poco habituales, han sido los jugadores revulsivos del partido, y en el descuento estaban casi tiesos. Por este motivo a los de Ancelotti les ha costado trenzar jugadas. Ya en el 98 el árbitro ha señalado el final del encuentro poniendo fin así a la racha del Real Madrid. Los blancos no perdían en la Liga desde octubre. 

El golazo de Vinicius lidera la remontada del Real Madrid contra el Sevilla / Real Madrid

El golazo de Vinicius lidera la remontada del Real Madrid contra el Sevilla / Real Madrid

El líder la Liga ha sufrido mucho las bajas por coronavirus, algo que Ancelotti no pone de excusa, pero que es evidente que un equipo como el suyo no es el mismo sin Vinícius por ejemplo.

 

 
Hoy destacamos