Merengadas

Gareth Bale, titular inesperado, durante el partido entre Villarreal y Real Madrid / EFE

Gareth Bale, titular inesperado, durante el partido entre Villarreal y Real Madrid / EFE

El Real Madrid aviva la Liga con su pinchazo en Villarreal

Los merengues se dejan dos puntos en su visita al estadio de la Cerámica

Ángel Álvarez

12.02.2022 18:17h Actualizado: 12.02.2022 18:21 h.

2 min

Igualdad en el feudo del submarino amarillo. El Real Madrid no fue capaz de pasar del empate (0-0) contra el Villarreal CF. El partido tuvo un dominio compartido, debido a que los dos conjuntos dominaron un tiempo cada uno. Sin embargo, el verdadero protagonista de la jornada fue el arbitraje, especialmente por las acciones polémicas de la primera mitad. Esas situaciones y el poco acierto en ataque, dejaron un resultado que no favorece al equipo de Carlo Ancelotti para proteger el liderato de la Liga.

Lluvia de polémicas

El compromiso contó con muchas novedades, especialmente del lado merengue. El cuerpo técnico de Carlo Ancelotti decidió apostar por un frente de ataque inédito con: Vinicius Júnior, Gareth Bale y Marco Asensio. Una delantera que buscaba explotar los ataques a gran velocidad, pero que finalmente se ha quedado corta en la primera mitad. Los locales fueron capaces de someter, en gran parte de esos minutos, a su rival de turno.

Los dirigidos por Unai Emery fueron superiores, debido a su capacidad para hundir el bloque del Real Madrid. La mayoría del daño ocasionado fue por el sector de Marcelo, que no fue capaz de contener los ataques de Chukwueze. La ocasión más clara de los primeros 45 minutos fue del Villarreal, tras un disparo desviado de Danjuma que se estrelló en el poste.

Los jugadores del Villarreal y Real Madrid, expresando sus quejas a Sánchez Martínez / EFE

Los jugadores del Villarreal y Real Madrid, expresando sus quejas a Sánchez Martínez / EFE

Por otro lado, la polémica también ha protagonizado el partido en el Estadio de la Cerámica. Dos acciones en particular pudieron haber cambiado el desarrollo del enfrentamiento, específicamente las siguientes: el golpe de Albiol a Vinicius dentro del área que pudo cobrarse como penalti y la dura entrada de Asensio a Iborra que debió ser una tarjeta roja directa. Ninguna de esas jugadas fue revisada por el VAR.

Sin acierto en ataque

La dinámica del Real Madrid mejoró favorable para la segunda mitad. El equipo de Ancelotti sufrió menos en defensa y fue capaz de contragolpear con mayor peligro, a tal punto de dejar en una gran posición a Asensio y Bale. Los mencionados atacantes tuvieron oportunidades de lujo para superar al portero rival, pero sus disparos no terminaron de encontrar el destino indicado.

El partido terminó con un caos total entre los dos conjuntos. El descontrol se hizo a la orden del día, por lo que ambos tuvieron la posibilidad de llevarse la victoria. Primero con una gran ocasión de Estupiñán, pero que no logró superar a la fortaleza de Courtois; mientras que el cuadro merengue tuvo una oportunidad inmejorable con Jovic que estrelló su disparo en el travesaño. De esa forma, culminaba el encuentro con la igualdad.

 
Hoy destacamos