Merengadas

Benzema, celebrando su gol ante el Alavés | EFE

Benzema, celebrando su gol ante el Alavés | EFE

El Real Madrid de Benzema acude al rescate de Zidane contra el Alavés

El conjunto blanco, sin su entrenador en el banquillo, consiguió un triunfo plácido en Mendirorroza

Redacción Culemanía @culemanias

23.01.2021 22:51h

1 min

El Real Madrid de las grandes ocasiones volvió a aparecer en Mendizorroza. Los blancos fueron capaces de nuevo de sacar un triunfo plácido en su peor momento de la temporada. El equipo madridista, sin Zidane en el banquillo al dar positivo en Covid-19, consiguieron su primera victoria de 2021 al superar con claridad al Alavés (1-4) y rompieron una racha de tres partidos seguidos sin ganar. 

El club de Chamartín fue el gran dominador del choque. Solo vieron peligrar los tres puntos en los primeros minutos, ante un equipo de Abelardo que empezó bien pero se fue desinflando con el paso de los minutos. Joselu desperdició una oportunidad manifiesta en los primeros instantes, y dio vida al Madrid. 

Los jugadores del Real Madrid, celebrando un gol ante el Alavés | EFE

Los jugadores del Real Madrid, celebrando un gol ante el Alavés | EFE

A partir de entonces, los blancos se convirtieron en dueños y señores del partido. Comandados por un majestuoso Luka Modric, se les puso el enfrentamiento de cara con el gol de Casemiro a la salida de un córner. Esto obligó a los babazorros a lanzarse con todo al ataque en busca del empate, y descuidar su defensa. Y esto lo aprovechó el conjunto merengue, con su ya tradicional pegada, para sentenciar por la vía rápida. Benzema y Hazard triplicaron la ventaja y permitieron respirar al Madrid antes del descanso. 

Tras el paso por los vestuarios, el Alavés se lanzó con todo en busca de la remontada. Metió el miedo en el cuerpo al Real Madrid Joselu, que redujo distancias a los pocos minutos. No obstante, este gol fue un mero espejismo. De nuevo Benzema, la mano derecha de Zidane, acudió al rescate de su entrenador y puso el cuarto, para acabar con todas las esperanzas de los locales. 

Benzema, celebrando su gol ante el Alavés | EFE

Benzema, celebrando su gol ante el Alavés | EFE

Los últimos minutos fueron un trámite para los blancos, que se dedicaron a aguantar el resultado y evitar errores manifiestos. Victoria importante del cuadro madridista en Mendizorroza que permite alejar los fantasmas, y respirar un poco al técnico francés después de una semana terrorífica. A los merengues les quedan solo dos competiciones por jugar. Pero son las dos más importantes. Con menos carga de partidos, intentarán luchar hasta el final para no acabar el año en blanco. 

 
Hoy destacamos