Merengadas

Benzema celebra un nuevo gol con el Real Madrid / EFE

Benzema celebra un nuevo gol con el Real Madrid / EFE

El Real Madrid castiga la gigantesca imprecisión del Athletic

Los merengues obtienen una victoria importante en el Santiago Bernabéu

Ángel Álvarez

01.12.2021 22:55h Actualizado: 01.12.2021 22:59 h.

3 min

Sufrimiento total en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid sacó una victoria importante (1-0) contra el Athletic Club, en el encuentro correspondiente a la jornada 9 que había sido aplazada por la situación de los futbolistas sudamericanos en las eliminatorias de la Conmebol. Los dirigidos por Carlo Ancelotti volvieron a hacer gala de la pegada y la suerte, sobre todo por las numerosas ocasiones del conjunto vasco en la segunda parte. Thibaut Courtois fue clave para que el triunfo fuera de los locales, a pesar del horroroso cierre de partido.

Contundencia a favor

Los primeros minutos del partido fueron favorables para el Real Madrid. El cuadro madrileño dominó a partir del trabajo de su reconocida mitad de cancha: Casemiro, Kroos y Modric. El alemán fue importante en la velocidad con la que estaban moviendo el esférico, sobre todo con la finalidad de sorprender desde los costados. Eso permitió que los locales contaran muchas ocasiones de gol, aunque la defensa y Unai Simón mostraron solidez durante esos asedios.

Vinicius, en una acción contra dos jugadores del Athletic Club / EFE

Vinicius, en una acción contra dos jugadores del Athletic Club / EFE

A partir del minuto 20, el conjunto dirigido por Marcelino empezó a acomodarse sobre el terreno de juego. Defendieron con mejor determinación y comenzaron a atacar con más confianza. Los merengues apenas lograron sacar rédito de su presión en campo contrario, por lo que existieron muchos espacios para los contragolpes del Athletic Club; sin embargo, la imprecisión de sus atacantes impidió que esas oportunidades se transformaran en goles a favor.

Como era de esperarse, el Real Madrid iba a hacer gala de su contundencia en el área contraria. El equipo de Ancelotti logró marcar el primer tanto de la noche, a pesar de haber perdido el control del enfrentamiento. La acción del gol contó con una enorme cuota de suerte, porque Modric se encontró con un rebote favorable tras un disparo de Asensio, posteriormente el croata intentó rematar y el balón fue en dirección a Karim Benzema ('40), que solamente tuvo que darle dirección hasta la portería.

El Real Madrid vuelve a imponerse en el área rival / EFE

El Real Madrid vuelve a imponerse en el área rival / EFE

El Athletic perdona

La reacción del Athletic Club en la segunda mitad fue realmente destacable. Lograron posicionarse por varios minutos en campo rival, especialmente por el juego directo hacia Iñaki Williams y las recuperaciones por la intensa presión. Eso permitió que tuvieran una jugada clarísima en el minuto 59 para igualar las acciones, pero el disparo de Dani García fue bloqueado milagrosamente por Lucas Vázquez, que llegó en el último segundo para evitar la anotación.

Sorprendentemente, la falta de pegada del conjunto vaso siguió afectando en otros momentos de la segunda parte. En esta ocasión fue con la ocasión desperdiciada por Yeray Álvarez, que tuvo toda la ventaja para rematar dentro del área merengue, pero su cabezazo no fue a la dirección correcta. La sensación sobre el terreno de juego es que los visitantes merecieron, al menos, una anotación.

Dani García se lamenta de fallar una clara ocasión de gol / EFE

Dani García se lamenta de fallar una clara ocasión de gol / EFE

La figura de Courtois fue creciendo con el pasar de los minutos. El guardameta belga ha sido uno de los grandes protagonistas del Real Madrid, siendo capaz de sostener a los suyos en los momentos de sufrimiento defensivo. Una de esas acciones claves fue cuando logró detener el disparo de Sancet, que logró meterse hasta al área sin mucha resistencia, pero finalmente no pudo superar a la muralla merengue.

Por increíble que parezca, el Athletic Club no fue capaz de aprovechar una horrorosa segunda mitad del elenco madrileño. El excesivo perdón en el área contraria los penaliza, en un compromiso en el que debieron obtener un mejor resultado a favor. Mientras que el equipo de Carlo Ancelotti finalizó la noche con cierto reproche de la afición presente en el Santiago Bernabéu, por la pésima imagen que dejaron en esos minutos.

 
Hoy destacamos