Merengadas

Julen Lopetegui dando ordenes durante un partido del Real Madrid / EFE

Julen Lopetegui dando ordenes durante un partido del Real Madrid / EFE

El Real Madrid desautoriza a Lopetegui

El club blanco toma una decisión que afecta directamente a la plantilla

Redacción Culemanía

12.10.2018 20:45h

3 min

La gestión de Julen Lopetegui al frente del banquillo del Real Madrid no convence a sus dirigentes. El equipo ha encadenado cuatro partidos sin ganar y sin marcar. A ello se le suman las lesiones de hombres clave como Marcelo, Carvajal o la baja forma de jugadores como Luka Modric o Bale.

Si bien el contratiempo de una lesión puede llegar a ser algo normal, la intensidad en el juego se ha visto resentida desde la llegada de Lopetegui. Los resultados no llegan y la excusa de que algunos jugadores disputarán el Mundial ya empieza a no tener sentido.

Vistos todos estos percances, la dirección del Real Madrid ha tomado una decisión que afecta a la preparación física los jugadores y que deja en muy mal lugar al técnico vasco. Se considera que las cosas no se están haciendo bien y han tomado cartas en el asunto.

Mejor preparación física

Desde el Real Madrid han anunciado que a partir de ahora será Antonio Pintus el máximo responsable de las tareas de preparación física del primer equipo. Pintus llegó al banquillo del conjunto blanco de la mano de Zinedine Zidane y pese a que sus métodos son exigentes ha sabido sacar lo mejor de cada jugador.

Lopetegui en un entrenamiento del Real Madrid / EFE

Lopetegui en un entrenamiento del Real Madrid / EFE

Bajo su mandato en la parcela física, futbolistas como Cristiano Ronaldo o los citados Modric y Marcelo llegaron en gran forma a los tramos de cada temporada. Esto es algo que el Real Madrid quiere recuperar y cree que con Antonio Pintus, con un trabajo muy reconocido por la plantilla, lo conseguirá.

Desde la llegada de Julen Lopetegui, el preparador italiano ha trabajado junto a Óscar Caro, José Conde y Javier Mallo, el equipo de confianza de un técnico vasco al que le quitan las riendas de esta parcela. El exigente calendario que afronta el Real Madrid en las próximas jornadas no deja margen de error y más cuando el próximo 28 de octubre visitará el Camp Nou.

Cuestionado

Si bien este hecho deja constancia de que para la dirección blanca el trabajo de Lopetegui no esta siendo acertado, el entrenador también tiene que lidiar con una situación complicada en el vestuario. La actitud de ciertos jugadores sobre el terreno de juego ha dejado entrever que no están conformes con los métodos de su técnico y que no confían en él.

Luka Modric en una acción del partido entre el Real Madrid y el CSK de Moscú / EFE

Luka Modric en una acción del partido entre el Real Madrid y el CSK de Moscú / EFE

El rendimiento de aquellos que fueron clave en conquistas pasadas ha mermado con creces. A la falta de actitud de jugadores como Modric o Casemiro, se le suma el que otros no han asumido el liderazgo que se esperaba de ellos. Gareth Bale sigue generando dudas y Marco Asensio ha fallado en los momentos clave.

Pero el que más llama la atención en este aspecto es Karim Benzema. El francés partía con opciones de hacer una gran temporada, pues contaba con la confianza del Julen Lopetegui para ello. Sin embargo, los partidos se han ido sucediendo y la actitud del delantero no ha cambiado respecto a las últimas temporadas. Precisamente en él se ha fijado el técnico vasco a la hora de pedir soluciones, demandando un delantero de garantías y así disimular las carencias que ha demostrado su gestión.

Sin actitud

A los problemas que ha ocasionado la preparación física del equipo y al que algunos jugadores parecen no estar muy de acuerdo con su propuesta, también se le suman las decisiones desacertadas que le han hecho ser cuestionado por la afición del Real Madrid.

Una foto de Karim Benzema durante el derbi madrileño / EFE

Una foto de Karim Benzema durante el derbi madrileño / EFE

Si bien la falta de gol podría suponer una oportunidad para Mariano, el canterano no ha contado con la confianza suficiente del entrenador, pues tan sólo lo ha utilizado en momentos que se ha visto con el agua al cuello. Por otro lado, Marco Asensio no ha sabido aprovechar las bajas de Bale e Isco para alzarse como indiscutible, algo que ha llevado a la hinchada madridista a solicitar minutos para Vinícius.

Todo ello evoca en una gestión cuestionable de Julen Lopetegui. Si bien el vasco podría ofrecer nuevas ideas al fútbol del Real Madrid, no las ha sabido transmitir de la forma adecuada para impregnar a sus jugadores. Su futuro en el banquillo blanco empieza a ser cuestionado por la directiva y la decisión de darle poder a un preparador físico que no llegó con él da fe de ello.

 

Hoy destacamos