Merengadas

Andrés Fernández lamentando el gol de Mariano Díaz / EFE

Andrés Fernández lamentando el gol de Mariano Díaz / EFE

Un Real Madrid lleno de suplentes supera el trámite ante un pobre Villarreal (3-2)

Los de Zinedine Zidane ya están pensando en el final de temporada y en el mercado de verano

Redacción Culemanía @culemanias

05.05.2019 18:09h

2 min

Zinedine Zidane ya está pensando en el mercado veraniego y en la próxima temporada. Este domingo se enfrentaban el Real Madrid y el Villarreal en un partido con poca historia. Los blancos serán terceros en la clasificación mientras que los groguets están prácticamente salvados con 40 puntos.

Los jugadores salían con una camiseta dando ánimo al que fue uno de los baluartes del club: Iker Casillas. La afición respondió con una sonora ovación a su homenaje particular al Santo. Aunque no salió de Madrid la mejor manera, la afición no olvida sus actuaciones.

El entrenador francés presentaba un once poco ambiciososo que le ayude a escoger qué jugadores se quedarán o saldrán del Santiago Bernabéu. Luka Modric, Sergio Ramos, Benzema y Gareth Bale no entraban en la convocatoria. El motivo de la caída de la lista del galés era decisión técnica para evitarle una pitada de la afición merengue y facilitarle la salida del equipo.

Poco control de juego

El partido se encontró con un gol muy tempranero. Brahim Díaz le robaba el balón a Santiago Cazorla en la zona de creación y le cedía a Mariano que entraba en el área con mucho espacio. Su disparo superaba a Andrés Fernández a los 84 segundos de encuentro, el gol más tempranero de esta temporada.

Mariano celebrando un gol con el Real Madrid / EFE

Mariano celebrando un gol con el Real Madrid / EFE

Nueve minutos más tarde sucedía lo mismo en campo contrario. Casemiro se dormía cuando le tocaba salir con el balón y Fornals asistía a Gerard Moreno. El catalán chutaba al primer palo con su zurda y ponía la igualada en el marcador.

Los blancos desempataban el partido cinco minutos antes del descanso. Un disparo de Marcelo era desviado por el lateral zurdo, Xavi Quintillà, dentro del área grande y Jesús Vallejo empujaba a puerta vacía. A los cuatro minutos de la segunda parte, Mariano marcaba a placer un pase de la muerte de Carvajal. En el añadido, Jaume Costa maquillaba el resultado (3-2), tuvieron el empate en la última.

Los jóvenes evitan el ridículo

Los menos habituales fueron los únicos que mostraron el carácter que caracterizaba el Real Madrid. Toni Kroos, pasó desapercibido; Casemiro, salía señalado en el gol de los visitantes y Marcelo, seguía siendo más extremo que lateral desatendiendo sus labores defensivas. Valverde, Vallejo, Mariano y Brahim sí que se juegan un puesto en el club.

Brahim Díaz jugando contra el Villarreal / EFE

Brahim Díaz jugando contra el Villarreal / EFE

Brahim fue clave en el primer gol y este lunes será uno de los destacados en la capital, el resto del partido pasó desapercibido salvo chispazos de calidad. Mariano marcó dos tantos y sabe que su futuro pasa fuera del club. Fue clave el curso pasado en el Olympique de Lyon y suena con fuerza para hacer un trueque con Luka Jovic y el Eintracht. Él quiere aspirar a más.

Pobres cánticos en el Bernabéu

Pocos merengues se imaginaban que a falta de dos jornadas del final de la Liga, el Santiago Bernabéu ovacionaría a Jesús Vallejo, que marcaba su primer gol con el Real Madrid. “Vallejo, Vallejo…”, gritaban los hinchas con los ánimos apagados. A un mes de terminar el curso los blancos verán los partidos más importantes desde casa.

La hinchada no sabe a que más cogerse. En el minuto 73 Brahim dejaba el verde y entraba Vinicius Júnior. La afición se ponía en pie ovacionando al malagueño que, excepto en dos jugadas puntuales, no brilló. El fichaje invernal ha caído de pie.

 

Hoy destacamos