Merengadas

Rafael Sánchez-Guerra, presidente del Real Madrid en 1935 y 1936

Rafael Sánchez-Guerra, presidente del Real Madrid en 1935 y 1936

El Real Madrid pidió jugar la Copa Cataluña en 1936

Tras el estallido de la Guerra Civil, la competición nacional de fútbol se suspendió

Felipe Moreno Corral @morenfe94

10.04.2021 00:38h Actualizado: 12.04.2021 13:35 h.

4 min

Uno de los episodios más incomprensibles de la historia del fútbol español, ya sea por la falta de información en algunos casos, o por la mala interpretación de ella, en otros muchos, es el que vincula al Real Madrid con el campeonato de Cataluña en 1936. Desde Culemanía hemos querido investigar el asunto y para ello hemos contado con la ayuda de Miguel Ángel Ruiz, director del programa El 10 del Barça.

El 17 de julio de 1936 estalla la Guerra Civil española y los rebeldes, dirigidos por Emilio Mola y Francisco Franco, empiezan a tomar el control de algunas ciudades. La temporada de fútbol se inicia con aparente normalidad, pero el 3 de octubre de ese año la Federación Española de Fútbol anuncia la suspensión de la temporada 1936/37.

 Niños jugando en la calle, 1932 / MARGARET MICHAELIS

Niños jugando en la calle, 1932 / MARGARET MICHAELIS

Tras esta circular las únicas competiciones permitidas son aquellas, llamadas regionales, que se organizan bajo la propia responsabilidad de la federación en cuestión (de cada región), siempre y cuando se encuentren en una zona alejada del conflicto bélico. Sin embargo, en Madrid no se organiza ningún campeonato regional, y es por ello que los equipos madrileños buscan cobijo en torneos jugados en otras regiones de España.

Torneo Superregional Levantino

El Athlétic Club de Madrid, actual Atlético de Madrid, y el Real Madrid, con el supuesto fin de tener a sus jugadores activos, intentan acudir al torneo Superregional Valenciano Murciano. En este evento participan, además de los dos equipos de Madrid, otros seis: Valencia, Murcia, Levante, Cartagena, Hércules y el Gimnástico.

Equipo del Real Madrid en la final de la Copa del Rey de 1936 / REAL MADRID

Equipo del Real Madrid en la final de la Copa del Rey de 1936 / REAL MADRID

Todo parece en orden ya que, incluso, los dos equipos foráneos aparecen en el calendario de la primera jornada. Sin embargo, a última hora y sin un motivo fundamentado que haya trascendido, tanto Madrid como Atlético declinan la participación en el torneo valenciano, al parecer, debido a la supuesta inseguridad que provoca su inclusión en el torneo.

Aunque este hecho sigue siendo una incógnita. No se sabe muy bien por qué se toma esa decisión en el último momento, y tampoco los motivos exactos. También es importante tener en cuenta que el Madrid, entonces presidido por Rafael Sánchez-Guerra, no insistió en esta opción, prefería la competición catalana. Supuestamente por el mejor nivel de los equipos, argumento que podría discutible, y por otra parte, por los desplazamientos. 

Campeonato de Cataluña

Después de la negativa que recibien los equipos madrileños, estos, buscan otras alternativas. El Real Madrid, de la mano de su secretario técnico, Pablo Hernández Coronado, a mediados del mes de octubre, se ofrece como invitado para jugar en la Copa Cataluña en la cual participaban los siguientes equipos: Barcelona, Español (actual Espanyol), Badalona, Girona, Sabadell y Granollers.

El sindicato de Profesionales del fútbol de Cataluña -anunció la prensa el día 23 de octubre- apoya la inclusión del conjunto blanco a la competición. Alegan que “por deber social y de ciudadanía” debían acceder a esa petición.

Los blancos llegan a alquilar un chalet en el Masnou para montar su "cuartel general". Los motivos que lo vinculan a este torneo y no a otro serían, según ellos, puramente deportivos.

Rechazo y soluciones

Sin embargo, tanto la Federación Catalana como el FC Barcelona, rechazan la inclusión del equipo merengue al evento catalán. Según reza el acta de reunión de los empleados del club culé, no se acepta la inclusión del Madrid con el fin de no “mixtificar ni perder ninguna de sus esencias raciales y profundamente espirituales que constituían el fundamento base de su esplendorosa historia (la del torneo)”.

Batiste Llopis con sus compañeros en el Barça tras la Guerra Civil / FCB

Batiste Llopis con sus compañeros en el Barça tras la Guerra Civil / FCB

No obstante, se le ofrecien alternativas como, por ejemplo, distribuir sus jugadores entre los equipos participantes para, de esa manera, que sus futbolistas no estén parados. El Madrid rechaza esa opción ya que no quieren que sus jugadores compitan de manera individualizada, y bajo otro nombre que no sea el del club blanco.

Otra solución propuesta al club madrileño fue la propuesta de otro campeonato teniendo en cuenta a la Federación Catalana y a otras federaciones para organizar una competición en una zona más amplia donde la República seguía instaurada. Todo ello con la suspensión inminente, si se llevaba a cabo dicha nueva competición, de la copa que se estaba disputando. Sin embargo, el Madrid no prestó interés en esta propuesta.

Liga Mediterránea

A principios de 1937 se jugaría la liga Mediterránea, que viene a ser dicha competición entre equipos catalanes y de la zona de Levante. En ella participarían, a priori, los 12 equipos que jugaron los torneos tanto de Cataluña como el levantino (de Valencia y Murcia).

Pero, por desgracia, el Hércules, Murcia y Cartagena no pudieron participar ya que sus ciudades estaban siendo bombardeadas. El Madrid también se negó a participar en esta competición.

Fecha de inicio Copa de Cataluña

La fecha, aparentemente sin importancia, es una de las claves por las cuáles se puede llegar a comprender la decisión final tomada. A diferencia de lo que muchos periodistas cercanos al Real Madrid han omitido, cuando el conjunto de Madrid se ofrece al campeonato, este, ya ha iniciado la competición.

Josep Suñol y Lluis Companys en el estadio de les corts / FCB

Josep Suñol y Lluis Companys en el estadio de Les Corts / FCB

El torneo comienza el 4 de octubre y no el 25, como algunos diarios deportivos han creído conveniente señalar. Es decir, esa es una de las razones por las cuales se negó la inclusión al Madrid, ya que con su entrada como nuevo equipo (ya que se les propuso incluir a sus jugadores en el resto de plantillas), la competición quedaba totalmente alterada.

Conclusiones

Los merengues piden jugar el campeonato de Cataluña con el primer fin de que sus jugadores no estén parados. Sin embargo, esto se demuestra que no es así ya que la Federación Catalana y el Barça ofrecen distintas soluciones para que sus jugadores puedan jugar.

Primero se les ofrece que sus futbolistas jueguen distribuidos en los diferentes equipos, los de Madrid no aceptan. Después, se les llega a ofrecer el inicio de una nueva competición con ellos dentro, ya que el Madrid quería ser incluido en una competencia ya iniciada. Sorprendentemente, también rechazan.

Muchos medios y periodistas afines al conjunto blanco han tildado de falta de solidaridad este rechazo por parte de la federación de la región, y del club culé. Pero muy pocos tienen en cuenta las soluciones propuestas por parte de estas dos instituciones. La historia la cuentan los vencedores, y en este caso el Madrid ha manipulado esta para dejar mal al equipo catalán.

 
Hoy destacamos